"Las fiestas de navidad y año nuevo, han sido caldo de cultivo para que haya transmisión de la enfermedad".

Reggie Barrera

Jefe de Epidemiología de Corposalud

"A pesar de los múltiples llamados hechos y los ciudadanos decidimos no atender el llamado y estamos viendo las consecuencias".

Ildemaro Pacheco

Presidente de Corposalud

"Hubo una malinterpretación de la flexibilización por parte de la comunidad?.

Régulo Lobo

Director del HCSC

De rumbas navideñas a la FISS: Médicos en alerta por COVID-19

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- Las alarmas están encendidas en lo que concierne al aumento de casos de COVID-19 en la entidad. Y es que para nadie es un secreto que muchos de los sancristobalenses perdieron la costumbre de usar el tapabocas, lavado de manos y hasta del distanciamiento social. 

Las festividades decembrinas hicieron que los andinos dejaran de un lado las estrictas medidas de bioseguridad dejándose seducir por los abrazos, besos y expresiones de afecto durante la nochebuena, navidad y fin de año. 

El director de la Corporación de Salud del estado Táchira, Ildemaro Pacheco, si bien indicó que no se maneja la globalidad de los casos de COVID-19 en el estado, sí manejan lo relacionado a lo que ocurre en los centros asistenciales dependientes del gobierno regional. 

Agrega que el incremento de casos que se registra en la frontera, específicamente en el Departamento Norte de Santander, termina por afectar al Táchira, dado a que hay una vinculación que no cesa, pese al cierre de la frontera.    

"Lamentablemente existen pasos ilegales y se dio una flexibilización para las fiestas propias de diciembre", dijo.  

Asegura que es muy triste que los ciudadanos deban esperar a que una autoridad gubernamental llegue para tomar la decisión de cuidarse. "Las personas deben salir de sus casas, el aislamiento completo no se puede dar. Somos nosotros los ciudadanos que debemos tomar conciencia y las medidas que nos permitan salir airosos del COVID-19. El que tenga su familia completa que la cuide". 

Para Pacheco es inverosímil que se deba esperar a que salga la Guardia Nacional, la Policía del Estado para tomar las medidas correctas para evitar el aumento de casos. 

"Ya no las hicimos, a pesar de los múltiples llamados hechos y los ciudadanos decidimos no atender esa alerta y estamos viendo las consecuencias en el incremento de contagios". 

Si bien indica que las cifras que aporta el Estado son ciertas, hay un sub registro, ya que hay falta de pruebas para despistajes y las jornadas que el gobierno nacional adelantó al inicio de la pandemia, no se volvieron a realizar. "Hay mucha gente que se atiende en su casa, los que van a centros privados. No hay ejército y policía suficiente para que la gente se cuide. Todos tenemos que protegernos", añadió. 

Ante la posibilidad de la realización de eventos enmarcados en la FISS, Pacheco, en su posición como presidente de Corposalud, señaló que independientemente de quienes los estén organizando, es una irresponsabilidad promover eventos de masa durante la pandemia. 

Era de esperarse

De acuerdo al director del Hospital Central de San Cristóbal, Régulo Lobo, era de esperarse el incremento de casos de Coronavirus que se registran actualmente, dada la flexibilización de diciembre. 

En el mes 12 se registró una treintena de casos hospitalizados, mientras que enero abrió con un promedio de 81 pacientes en área de aislamiento, de los cuales, siete se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos del área COVID. "Es decir que duplicamos la cantidad de pacientes hospitalizados". 

Indica que no todo debe girar en torno a si el mes de diciembre fue flexible o no, ya que el accionar de las personas es lo que disparó el número de contagios. 

"En la flexibilización no decían que se podía hacer eventos donde participaran masivamente las personas, no hablaba de sitios nocturnos activos, de no usar mascarillas, de no respetar el distanciamiento social. Hubo una malinterpretación de la flexibilización por parte de la comunidad", dijo.  

Reiteró que se debe mantener el lavado de manos, distanciamiento social y uso de mascarillas, pues precisamente el no cumplir con las normas básicas para evitar la propagación, es lo que ha generado el aumento de casos en la entidad. 

Advierte  un incremento de pacientes en estas semanas, aunque de igual forma espera que la situación se estabilice con las nuevas normas de radicalización. "Pero lo que estamos viendo y lo que nos dicen los números es algo muy sencillo". 

No se cumplen medidas

De la misma forma, el jefe de epidemiología de la Corporación de Salud del estado Táchira, Reggie Barrera, indicó que desde el inicio de la pandemia, se mantiene una pandemia totalmente irregular, al menos en el caso del estado Táchira. 

"Aún en semana radical, vemos personas en la calle sin las protecciones específicas, lo cual se evidenció en diciembre, dada la flexibilización que se permitió desde el Gobierno Nacional". 

Barrera explicó que la movilización de personas, el incremento de la actividad económica, así como las fiestas de navidad y año nuevo, han sido caldo de cultivo para que haya transmisión de la enfermedad, lo que en enero se evidenciará con el incremento de casos. 

Advierte que de organizarse eventos enmarcados en la Feria Internacional de San Sebastián, esto tributaría en aumento de contagios en la entidad, dado que no habrá distanciamiento social, siendo éste, un elemento fundamental en la prevención de la propagación de la COVID-19. 

Hizo un llamado a tener en cuenta tres grandes estrategias preventivas, que son, el distanciamiento físico, lavado de manos y el uso del tapabocas. "Hemos visto tragedias familiares, muertos debido a este flagelo que no respeta distingos sociales, políticos, sociales, económicos y religiosos". 

Reiteró que quienes salgan, es porque realmente deben hacerlo, a fin de minimizar los riesgos de infección. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias