Se va el visionario y emprendedor Hugo Domingo

Nelson Altuve P | La PRENSA del TÁCHIRA.- Un emprendedor y trabajador, gran venezolano, defensor a ultranza de su terruño natal, son parte de los calificativos que se le atribuyen a Hugo Domingo Molina, quien falleció este 2 de enero en un conocido centro de salud en San Cristóbal.

Este personaje tachirense inició desde hace más de cinco décadas una pujante actividad para que el Táchira fuera conocida a nivel nacional e internacionalmente.

El visionario es alguien adelantado a su época, con capacidad para ver más allá de sus horizontes próximos, y esa fue la característica que desde joven mostró Hugo Domingo Molina para creer en quimeras y que luego las hizo realidad a fuerza de empeño y tesón. 

Varias obras, se le atribuyen a Hugo Domingo Molina, entre ellas, impulsar el proyecto de creación de la Feria Internacional de San Sebastián, siendo uno de sus pilares cuando la misma comenzó a escribir su rica historia en el año de 1965. 

Y luego de creada la FISS llegaron otras empresas siempre bajo la protección de este inquieto hombre, que también centró sus esfuerzos para conseguir el apoyo a nivel nacional para construir la Plaza Monumental de San Cristóbal.

Este escenario fue una de sus "niñas mimadas" , a la que convirtió como el símbolo de las épocas doradas de la feria taurina por donde pasaron figuras de la tauromaquia mundial, y sitio de otros eventos musicales y artistas que llegaron atraídos por el renombres de las festividades del mes de enero.

Pero la huella de este empresario no solo quedó plasmada en el mundo del toro, porque también impulsó la creación de la empresa de beneficencia Lotería del Táchira, que permitió a muchas personas recibir apoyo para tratar casos de salud, respaldo a la actividad deportiva, entre otros, etc, y que aún en medio de las dificultades se mantiene operando al servicio de los tachirenses.

El deporte fue uno de sus fuertes y principalmente el ciclismo donde desarrolló un papel fundamental con el proyecto de consolidación de la Vuelta al Táchira en Bicicleta, desde 1966, junto a otros impulsores de una idea que puso el gentilicio tachirense en lo más alto , allende las fronteras patrias.

Como si fuera poco, su mano firme y visionaria fue mucho más allá para darle la partida de nacimiento al club Lotería del Táchira, equipo de ciclismo que marcó una época brillante para el deporte venezolano con títulos en el giro tachirense y otros eventos nacionales. Los campeones mundiales de ciclismo en 1977 en San Cristóbal vieron al este caballero en el frente de apoyo.

Su labor filantrópica lo llevó a estar presente en muchas otras obras que hoy son parte de la rica historia. Fue el pilar de una gran familia, con sus hijos siguiendo sus pasos, incluso, llegando a contar con un torero profesional dentro de su clan.

En los últimos tiempos, batalló fuerte por su salud, manteniendo esa condición de no dejar abatir por las circunstancias. Al final y luego de tanto esfuerzo se va cuando aún el 2021 está dando sus primeros pasos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias