Asesinan a venezolano en sala de su casa en Cúcuta

Agencias | La PRENSA del TÁCHIRA.- Un ciudadano venezolano que recientemente había llegado a la ciudad de Cúcuta, fue asesinado por sicarios motorizados, en una acción que es investigada por las autoridades policiales del vecino país.

A Pedro Enrique Osorio, de 67 años, presuntamente lo asesinaron por equivocación, ya que según confesó su hijo, éste no confrontaba problemas con nadie y apenas hace 4 meses había llegado procedente del estado Mérida, siendo parte de la ola de migrantes que huyen de Venezuela por la crisis económica.

El homicidio de Osorio fue ejecutado ? según testigos - por una pareja de motorizados, que estacionaron frente a la residencia, se dirigieron a la puerta balearon al venezolano que se encontraba en la sala de la casa.

Testigos le contaron a la Policía que previamente una mujer de entre 26 y 27 años, de 1.65 de estatura, había llegado a la casa donde vivía Pedro Enrique Osorio a pedir que le regalaran un vaso de agua y era la misma que presuntamente luego regresó, en compañía de un cómplice, a matarlo.   

El caso ocurrió a las 3:30 de la tarde del pasado sábado en la esquina de la calle 20 con avenida 4 del barrio Aeropuerto. La víctima estaba durmiendo la siesta en una cama acomodada en la sala, mientras que su hijo veía televisión con sus dos nietos (11 y 14 años) en una de las habitaciones. En la cocina, su nuera conversaba con una amiga que estaba de visita.     

"Vecina me regala un vaso de agua", dijo la mujer al acercarse a la reja de la puerta, que estaba cerrada con llave. Desde la cocina, las mujeres pudieron observarla y le pasaron el agua en un vaso desechable. Luego, dio las gracias y se retiró de la puerta. 

Pero, solo pasaron algunos minutos cuando se escucharon al menos tres disparos que alteraron la calma y llamaron la atención de todos los vecinos. 

"Yo me levanté a bañarme y mis hijos se quedaron en la habitación. Pasaron cinco minutos cuando escuché los tiros, pero como la puerta siempre permanece cerrada no me afané. Inicialmente pensé que habían lanzado pólvora hacia el porche de la casa y salí mirar", relató el hijo de Pedro.

 "Cuando salí del baño, me asomé hacia la sala y alcancé a ver a la muchacha y al tipo cuando se subían a la moto. Mientras él la prendía, ella volteó a mirar hacia atrás, antes de ponerse el casco", detalló el hijo, quien hasta el momento no había visto herido a su padre.

La angustia

"Me dieron, me dispararon, me duele" alertó Pedro Enrique a sus familiares, mientras se retorcía de dolor sobre la cama. Fueron momentos de angustia y desesperación por ayudarlo.

 "Yo quedé impactado porque no sabía qué pasaba. Del miedo no encontraba las llaves para abrir la puerta y salir en busca de ayuda. Me puse un pantalón y salí corriendo a tomar un taxi. Pero, finalmente el conductor de un carro particular de la Policía se ofreció a llevarlo", agregó el hijo.

Pedro Enrique de 67 años, natural de Mérida (Venezuela), fue llevado por su nuera al Hospital Universitario Erasmo Meoz, donde falleció media hora después. 

Desconocen amenazas

Los allegados a la víctima dijeron que Pedro Enrique trabajaba en el país vecino como conductor, pero dada la difícil situación económica su hijo le propuso que iniciará un nuevo camino en la capital nortesantandereana.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Sucesos

Atracan motorizados durante cumpleaños en Cúcuta

| comentarios