A la gente hay que mostrarle el rostro de Dios

Joel Javier Escalante

Párroco de la Iglesia El Buen Pastor

En Puente Real los más necesitados le vieron el rostro a Dios 

Eliana Millán Montiel | La Prensa del Táchira.- Este sábado como ya es una costumbre, los voluntarios de Cáritas, la comunidad Emáus y el párroco de la Iglesia El Buen Pastor, Joel Javier Escalante Buitriago en Puente Real, les demostraron a los más pobres y necesitados que Dios tiene rostro y está en cada uno de los corazones de ellos. 

Un plato navideño, entrega de ropa y calzado en buen estado fue parte de lo que los integrantes de la parroquia eclesiástica "El Buen Pastor" entregaron a cientos de mendigos y menesterosos que se acercaron para recibir la caridad de quienes siempre están colaborando para tan noble causa. 

El padre Escalante, destacó que desde hace seis años y tomando como ejemplo las obras que hacía la Fraternidad los Toca de Asís en Río de Janeiro, tras su paso por Brasil, trajo esa costumbre a San Cristóbal para copiar la obra que en sus tiempos San Francisco de Asís hacía por los más necesitados. 

"Nosotros llevamos seis años haciendo esto (?) en esta oportunidad y por la pandemia se nos ha hecho difícil porque la caridad trata de brindarles comida, bañarlos, cortarles el cabello entre otras actividades, sin embargo no dejamos, muy a pesar de las circunstancias, que ellos dejen de verle la cara a Dios". 

Destacó la buena voluntad de muchos amigos de la parroquia y de la obra de Cáritas para hacer hallacas y entregárselas a los que siempre como de costumbre asisten a estas actividades de caridad.  

Este año, luego de la entrega de un plato navideño y "gracias a Dios sobraron hallacas y fuimos hasta el Instituto de la Negra Hipólita y le entregamos 150 hallacas que nos habían quedado".