Trinidad exige regreso de representantes de Maduro en la OEA

Agencias | La Prensa Táchira.- Trinidad y Tobago anunció que no participará en ninguna votación de la OEA hasta que se reincorpore al representante de Nicolás Maduro, y se destituya al delegado de Juan Guaidó. Esto tras las críticas y las denuncias realizadas Venezuela ante el organismo.

"Asistimos a las reuniones, pero no votamos sobre ninguna resolución. Tampoco apoyamos ninguna resolución hasta que las personas que están sentadas allí representando a los países sean las adecuadas", dijo el primer ministro, Keith Rowley.

Las declaraciones de Rowley tienen lugar en medio de la crisis por la muerte de al menos 28 venezolanos en el naufragio cuando trataban de llegar a Trinidad y Tobago. La cifra sacó a la luz una de las rutas de migración más desconocidas y duras, mientras se multiplican las denuncias contra los dos países.   

El naufragio se produjo el pasado sábado, aunque las primeras noticias, todavía confusas, comenzaron a llegar en la madrugada del domingo 13 de diciembre. Los primeros reclamos los hizo el político opositor David Smolansky, nombrado comisionado ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por Juan Guaidó.

En una conferencia de prensa en Trinidad y Tobago, Rowley mostró también su desacuerdo por declaraciones similares del secretario general de la OEA, Luis Almagro, sobre la situación.

"Llamamos a los Gobiernos de la región a admitir a las personas que huyen de la dictadura en Venezuela buscando refugio. Permitirles la entrada en cumplimiento del principio de no devolución y el derecho internacional", señaló Almagro en Twitter, al referirse al naufragio.

El primer ministro trinitense dijo esta semana que se impulsó una narrativa falsa de que los venezolanos llegaron a la isla de Trinidad, donde los rechazaron. Se alegó que esta fue, supuestamente, la razón por la que se ahogaron en aguas de la costa.

"Esta es su mentira", subrayó en una declaración luego del naufragio. Seguidamente, matizó que la Guardia Costera de Trinidad y Tobago nunca vio ni interactuó con el grupo de venezolanos.

Rowley se sentará como presidente de Comunidad del Caribe (Caricom) en enero. Sin embargo, recalcó que no necesita la fuerza conjunta de los otros miembros regionales para oponerse al liderazgo actual de la OEA.

Este no es el primer enfrentamiento de Rowley como representante de Trinidad y Tobago con la OEA por la situación de Venezuela, pues en 2017 pidió la destitución de Almagro.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Nacionales

Protestan pacientes oncológicos en Caracas

| comentarios