Feminicidios en Colombia los hacen pasar como suicidios

Agencias | La PRENSA del TÁCHIRA. En diciembre de 2019, la enfermera Esmeralda Marín fue encontrada muerta en su residencia, en Neiva, departamento del Huila, de rodillas sobre la cama y con una soga atada al cuello. Su pareja sentimental, Héctor Joel Urbano, aseguró afligido que se trataba de un suicidio y el caso fue catalogado inicialmente de esta manera por las autoridades.

No obstante, la escena de la muerte mostraba un escenario que poco daba muestras de un suicidio: la mujer tenía heridas en los brazos y las piernas y adicionalmente se encontraba esposada, lo que coincidía con un hecho dramático: su pareja era policía y tenía antecedentes de haber golpeado en anteriores oportunidades a la mujer.

Este caso, lejos de ser una situación aislada, muestra el 'modus operandi' de muchos feminicidas en Colombia: hacer pasar el hecho como un suicidio.

Así lo demuestra una investigación del Observatorio de Feminicidios de Colombia que, tras revisar publicaciones de medios comunicación, y hablar con investigadoras judiciales y criminalísticas llegó a la conclusión que, si se realiza una investigación forense cuidadosa se puede determinar con facilidad el feminicidio.

"Sin embargo, el esfuerzo de los sujetos feminicidas es tal, que puede ser que el caso quede en investigación por mucho tiempo, y no se pueda determinar si fue feminicidio o suicidio", indica el Observatorio de Feminicidios de Colombia.

A partir de la observación realizada por esta organización y la revisión de este diario de otros casos, se logran caracterizar al menos siete casos que se han presentado en los últimos años en el país, en los que casos de suicidio pasan a transformarse en investigaciones por feminicidio.

Un hecho que llama la atención es que , muchos de los hombres señalados de feminicidio involucrados en estos casos se encuentran en su mayoría libres o en detención domiciliaria.

Luego de un año y medio de adelantar investigaciones, las autoridades capturaron el 8 de marzo de 2018 a un hombre señalado de asesinar a una mujer, con quien tenía una relación sentimental, el 12 de junio de 2016 en la localidad de Bosa (Bogotá), e intentar hacer pasar el caso, según las autoridades, como un suicidio.

"Posterior al crimen, él coloca a la víctima en una posición fetal y le pone el cuchillo en la mano como si ella se hubiera ocasionado la herida. Luego se dirige a la sala de la casa y se acuesta", aseguró una investigadora de la Sijin.

Tras el crimen, la madre de la víctima la encuentra y llama a la Policía. Al detenido le fue imputado el delito de feminicidio agravado en la audiencia; sin embargo, no aceptó los cargos y la juez lo cobijó con medida de casa por cárcel, según lo indicó la Policía.

Con información de eltiempo.com

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias