¡Hiperinflación! Hasta los dólares se vuelven "sal y agua"

Uzcátegui/ Díaz | LA PRENSA del TÁCHIRA.- Ciudadanos están sintiendo que hasta los dólares en Venezuela se están volviendo sal y agua para pagar cualquier compra. Si hace un año un kilo de caraotas costaba 39 mil 900 equivalente a 1.39 dólares, ahora se necesitan 2 dólares para llevar el mismo artículo. 

El economista Hermes Pérez, jubilado del Banco Central de Venezuela (BCV), explica que este fenómeno es producto de la hiperinflación, que en meses como noviembre y diciembre, con más dinero circulante en la calle, se acelera.

"Hay una depreciación de la moneda, es decir los precios en bolívares están subiendo tan rápido, que el tipo de cambio del dólar se está ajustando a la misma velocidad", comentó.

El tipo de cambio paralelo en Venezuela ha aumentado 23 veces en un año, pasando de costar 32.614 el 19 de noviembre de 2019 a cerrar ayer en 773.452 mil bolívares, pulverizando por completo al bolívar. 

Otras de las razones que hacen que los costos en dólares suban, por lo cuesta arriba que resulta conseguir divisas en el país. La demanda de personas que quiere deshacerse de los bolívares para comprar dólares es superior a la cantidad disponible en el mercado, porque aunque han aumentado las transacciones en dólares, el gobierno nacional todavía no ha formalizado en el país el uso de esta moneda.

Los comerciantes también le están sumando a sus productos los gastos que acarrean los problemas del país como la escasez de gasolina. Aquellos que deban comprar gasolina bachaqueada o que tengan que pasar varios días en cola para llenar sus vehículos, o los que le tengan que dar propina a los militares para pasar a la bomba o por las alcabalas, todo eso está impactando en las estructuras de costo de sus empresas", resaltó.

Todo en verdes

El economista Hermes Pérez, también informó que en noviembre ha habido un aumento de la dolarización en el país, porque el bolívar perdió su función como dinero, producto a que se contabilizan tres años consecutivos en hiperinflación. Comenta que como unidad de cuenta no sirve porque pagar cualquier cosa en la nación representa una cifra que muchas veces no cabe en la calculadora.

El bolívar tampoco puede ser utilizado como reserva de valor, porque nadie puede ahorrar en bolívares con un poder de compra del venezolano destruido y finalmente no funciona como medio de pago, porque por una parte hay escasez de bolívares en efectivo, y por otra se requerirían muchos bolívares para cancelar cualquier artículo. Resaltó que hoy se necesitarían 15 billetes de 50 mil bolívares, el de más alta denominación en el país, para comprar un dólar, la moneda de más baja denominación en Estados Unidos.

Otras Noticias