ArchivoReferencia

Archivo/Referencia

"Las secuelas son las complicaciones de la enfermedad, complicaciones de los problemas respiratorios, pero también puede dejar complicaciones a nivel cardiaco"

Noel Calderón

Epidemiólogo del HCSC

¡CUIDADO! COVID-19 PUEDE MATAR DESPÚES DE SUPERADO EL CONTAGIO

Manuela Reyes Gómez | La Prensa del Táchira.- Con el paso de los días, parece que la población se va acostumbrando a convivir con la presencia del coronavirus, perdiendo el respeto a la enfermedad, sin embargo, especialistas llaman a la conciencia, pues los problemas derivados del virus pueden subsistir luego de superada la enfermedad. 

El doctor Noel Calderón, médico epidemiólogo del Hospital Central de San Cristóbal, indica que "las secuelas son las complicaciones de la enfermedad, complicaciones de los problemas respiratorios, pero también puede dejar complicaciones a nivel cardiaco como pericarditis o arritmia que ameritan un control posterior". 

"Esto es una enfermedad que es incierta. Hay pacientes que tienen una mejoría notable, hacen ver a los médicos que están bien que se pueden ir de alta y a los 5 días fallecen. Tenemos la experiencia de médicos, amigos, que a la semana fallecieron por una miocarditis o algunos quedan con secuelas de problemas digestivos", indica a su vez el especialista en pediatría y en administración de hospitales, doctor Gotardo Ardila. 

Estamos en el pico 

A juicio del epidemiólogo Noel Calderón del Hospital Central, actualmente nos encontramos "en la meseta del pico de la primera oleada. De aquí pueden empezar a disminuir los casos, pero observamos que en la ciudad hay mucho movimiento de personas que no cumplen con las medidas de prevención y de protección. No mantienen el distanciamiento físico, no usan el tapabocas, mucho menos la máscara facial". 

Por lo tanto, la transmisibilidad del virus puede mantenerse en el tiempo, a razón de la falta de medidas de protección o a la falta de seriedad en su seguimiento. 

En las últimas semanas se ha podido evidenciar en distintas partes de la ciudad de San Cristóbal el relajamiento de las medidas de protección, olvidando la facilidad de transmisión del virus. 

"La principal es la transmisión aérea por la gotas al toser o estornudar, por eso es tan importante utilizar como barrera el tapabocas", indica el doctor Calderón, sin embargo estas no son la únicas vías de transmisión, pues al hablar sin el tapabocas también se liberan gotas de saliva que pueden llevar a un contagio. 

"Un libertinaje"

El especialista Gotardo Ardila calificó como "un libertinaje" la actitud general de las personas en medio de la pandemia. "Lo ve uno en los sitios residenciales donde uno mismo convive. Tres familias guardando reposo y los mismos vecinos, a pesar de que tenemos la enfermedad al lado nuestro no guardamos las medidas de rigor", señala. 

Las semanas de radicalización parecen haber desaparecido en su totalidad, pues a juicio de Ardila, "yo no he notado restricciones. Veo más negocios abiertos, más gente en la calle vendiendo en sus puestos normalmente". 

Dudosa disminución de curva

Si bien el gobierno nacional ha anunciado el descenso de la curva de contagio en los últimos balances ofrecidos al país, adelantando una posible flexibilización por todo el mes de diciembre, existen especialistas que ponen en dudas estas cifras. 

"Hay un sub-registro inmenso", asegura el pediatra y especialista en salud pública doctor Ardila, "mucha gente se muere de Covid-19 pero los registros son otros porque no se aplica la prueba o porque se han realizado pero nunca llegan antes de que el paciente fallezca", por lo cual no queda asentado como un caso Covid-19.   

Asimismo agrega que "hay mucha gente que no acude al hospital ni a la clínica. Mucha gente se restringe de ir a los hospitales. Acuden a las clínicas y hospitales cuando la enfermedad ya se ha agravado o ha sido más aguda en el paciente. Por ejemplo, una persona que necesite oxígeno. Conozco también de personas que consiguen sus bombonas de oxígeno y tienen sus médicos que van a la residencia. No aparecen registrados".

Otro asunto que influye es la aplicación de las pruebas PR y PCR. Ardila afirma que "no hay suficientes pruebas en el país ni siquiera para el personal que está laborando en los hospitales. Conozco a bastantes residentes o que trabajan en área Covid-19 y a ninguno se le ha practicado la prueba de despistaje o la PCR. Si no hay para el personal sanitario de esa área, menos para la gente en general", sentencia. 

En el caso específico del primer centro asistencial del Táchira, el doctor Calderón, epidemiólogo de la institución, confiesa que "hemos tenido deficiencia de la pruebas moleculares, la PCR, en la época en que más casos ingresaron al Hospital Central", pero aseguró que en la actualidad, se cuenta con las pruebas suficientes para los pacientes que ingresan, los cuales, "han disminuido las últimas dos semanas". 

No existe inmunidad 

A diferencia de otras enfermedades virales, quienes padecieron de coronavirus no crean una inmunidad permanente y pueden volver a contagiarse, lo que podría incidir en contagios constantes hasta la llegada de una vacuna efectiva. 

"Se ha visto que hay algunos casos en que incide el paciente que ya la tuvo. La inmunidad al parecer dura entre 3 y 5 meses y se pierde la inmunidad", agrega Ardila. 

Ante esto, vale la pena recordar las medidas de prevención para el cuidado propio y el de quienes nos rodean, en especial de las personas de la tercera edad o personas con enfermedades preexistentes. 

"Hay tres medidas fundamentales, la distancia física, el uso del tapabocas y la máscara facial, porque estos son métodos barrera que van a impedir que las partículas de saliva penetren a las vías respiratorias", recuerda el epidemiólogo Noel Calderón, sin olvidar el lavado de manos y "el uso de geles con alcohol para mantener la higiene de las manos". 

"La persona al toser puede contaminar superficies de objetos o alimentos, y puede llevarse la manos contaminadas a los ojos, nariz o boca y ahí una forma de infectarse", señala. 

El profesional de la salud hace un llamado a "evitar las concentraciones de personas, las fiestas, que es donde se ha comprobado que la mayoría de las personas incumplen las medidas de protección".