"Mayra trató de salvar a su madre y el caudal las atrapó"

Nelson Altuve P | LA PRENSA del Táchira.- "La señora había salido de su casa y estaba caminando sobre el puente y de pronto desapareció, cayó al río y su hija que también estaba cerca, en la desesperación saltó a tratar de agarrarla, pero eso fue imposible, ambas se las tragó el río en esa oscuridad".

Así relata un vecino de Rubio, las últimas horas de vida de Marina Fernández Carreño (75) y Mayra Pérez Carreño (34) dos de las víctimas de la trágica jornada de lluvias vividas en Rubio, ocurridas el fin de semana. 

Los cadáveres de ambas mujeres fueron rescatados por los organismos de prevención y socorro rio abajo. Nada se pudo hacer por salvarles la vida, fallecieron por inmersión, además de los fuertes golpes propinados mientras eran arrastradas por las crecidas aguas de la quebrada la Yeguera y del río Carapo.

Comenta el vecino de la comunidad de La Palmita, que allí hay dos puentes, pero la señora Marina Fernández había salido un momento, resguardándose de la lluvia, caminando por el Puente sin darse cuenta que la quebrada iba aumentando su caudal.

 "No sé si fue un perro o un gato, que estaba en peligro, y ella trató de socorrerlo, con mala fortuna se resbaló y pasó de largo cayendo al afluente, su hija gritaba no lo pensó dos veces, buscó socorrerla, y se lanzó al río en un intento por tomarla, pero la crecida era fuerte y bajaban muchos escombros, se las llevó en cuestión de segundos".

Las personas de la comunidad, cuentan que la tragedia se vuelve a repetir, porque eso ya había ocurrido hace 35 años, cuando el caudal de La Yeguera crece de forma desproporcionada por toda el agua que bajan de las montañas de Las Dantas. 

Explican que a lo largo del recorrido de La Yeguera se consiguen un embaulamiento, pero como el caudal arrastra escombros, muchos palos secos y maleza, se forman represamientos en algunos lados, lo que causa que el agua se desborde y salga del caudal para tomar por las vías y en las zonas construidas, hasta conseguirse con el río Carapo, que aumenta igualmente su caudal.

Familiares, amigos y vecinos de las infortunadas mujeres no salen de su asombro, lamentando la infortunada situación, ya que tanto la señora Marina era muy conocida y respetada en su comunidad, viviendo casi toda la vida allí, así como su hija de 34 años quien prestaba sus servicios como profesional en el CDI de El Poblado en Rubio.

Es importante recordar que el pasado 7 de noviembre, las fuertes lluvias hicieron que el caudal del río Carapo y la quebrada La Yeguera se saliera de su cauce y se llevara todo a su paso. 

En el sector La Palmita el sábado por la mañana fue entrada en primer lugar la señora Marina de 75 años de edad y posteriormente el domingo en horas de la noche, cuerpos de salvamento encontraron el cuerpo sin vida de Mayra Pérez Carreño, quien en un acto heroico quiso salvar a su madre pero las fuerzas no le dieron. 

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Restringen transporte entre El Nula y Táchira

| comentarios