"Todo a mil pesos" estrategia para mantener ventas de verduras

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- En busca de mantener las ventas, ferieros de San Cristóbal buscan diferentes alternativas para evitar entrar en picada. 

Y es que los altos costos de frutas y verduras también afectan la venta de quienes traen los productos de la zona de montaña hasta la ciudad de San Cristóbal. 

La estrategia que está marcando la pauta es la venta de verduras a mil, dos mil y hasta tres mil pesos. Carlos Gutiérrez, feriero en la parte alta de la ciudad, explicó que lo que más se lleva es aquello ofrecido a mil pesos. 

"La auyama, el cambur, yuca, plátano, maíz y el ají es lo que más se lleva y eso sale a mil pesos el kilo. También la papa, zanahoria, berenjena que valen dos mil pesos, se venden sin inconveniente". 

Agregó Gutiérrez que verduras y hortalizas más caras, tales como cebolla, pimentón, lechuga y coliflor, cuyo costo es de tres mil pesos, no son tan compradas como las demás. Sin embargo dejó claro que se lleva, pero en poca cantidad. "Hay quienes compran, pero en poca cantidad y no queremos dejar ese hueco en lo que ofrecemos. No es mucho, pero sí hay que ofrecerlo".    

Por su parte, Darcy Contreras, trabajadora de un puesto de verduras en la zona de Barrio Obrero explicó que por eso se mantienen las ventas en los puestos ambulantes, ya que si bien reciben bolívares a la tasa del día, el producto se ofrece en una moneda fuerte, en este caso el peso colombiano. 

"La gente prefiere venir a comprar en las ferias porque es más barata la verdura que en el mercado. El pimentón lo tenemos en tres mil pesos, pero allá está casi que en el doble. No ganamos mucho, pero vendemos más y ahí es que se le ve la ganancia", dijo. 

No pagan impuestos

Por su parte, el señor Carlos Mogotocoro, vendedor de verduras en el mercado de los Pequeños Comerciantes de La Concordia, explicó que desde que hay ventas de "todo a mil" de verduras en la calle, los compradores van menos a los mercados tradicionales.

Sin embargo, advirtió que si bien ofertan productos a mil pesos, compensan esos precios con el aumento de otros. "Si la papa vale mil quinientos pesos, ellos la ofertan en mil, pero la zanahoria la venden en dos mil pesos. Ahí compensan los quinientos pesos que le quitaron a la papa". 

Reprocha que las ventas ambulantes, a diferencia de ellos, no honra compromisos tributarios, no pagan alquiler, condominio, entre otros compromisos que ellos sí deben pagar por estar trabajando dentro de un mercado formal. 

Destacó Mogotocoro que en estos lugares no hay distanciamiento social, procesos de desinfección ni nada que garanticen la bioseguridad de clientes. "Nosotros aquí mantenemos el distanciamiento, exigimos tapabocas, obligamos al distanciamiento y ellos no lo hacen. Nosotros hacemos todo formalmente y llevamos la peor parte". 

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

La manga está alta y los mangos bajitos

| comentarios