Derrames de petróleo afectan playas zulianas

Agencias | La Prensa del Táchira.- Más de 15 kilómetros de costa en el municipio San Francisco, principalmente en el sector El Bajo, están cubiertos de petróleo. La capa espesa tiene un ancho de entre 20 y 30 metros y un grosor de 70 centímetros aproximadamente.

En las comunidades aledañas a la Refinería Bajo Grande de Petróleos de Venezuela (PDVSA) el ecosistema completo sufre el impacto del petróleo que cubre la arena, las rocas, las plantas y se compacta dentro del agua como una gelatina.

En medio de un recorrido por varios kilómetros de Bajo Grande Playa, La Curva del Muerto, Monte Negro y Bajo Grande, los pescadores afectados explicaron que las tuberías petroleras en el lago tienen entre 40 y 60 años, es decir, ya sobrepasaron su vida útil.

"Hace como dos años vino una lancha de PDVSA y puso unas grapas en las tuberías, pero al otro día estaban como si no hubiesen puesto nada", comentaron los pescadores.

"Desde el 2013 no viene nadie para acá. No existimos para la gobernación, la alcaldía, PDVSA, el Ministerio de Petróleo o cualquier otra institución. Esto da dolor", aseguró José Luzardo, vocero principal de los Consejos Nacionales de Pescadores, Pescadoras y Acuicultores (Conppa) del Sur.

Solo en El Bajo, al menos mil 800 empleos directos e indirectos desaparecieron casi en su totalidad por los derrames petroleros y el olvido del Estado.

En ese mismo ritmo, los pescadores perdieron más de 100 pacas de chinchorros, equivalente a cinco mil metros lineales de redes. Además de más de 50 pacas de mandingas de camarones, balsas, cayucos, ropa y motores. 

Casi todas las especies acuáticas que pescaban, como carpetas, armadillos, bagres, lisa, lebranche, mero y cangrejo orillero, desparecieron de la zona. El camarón, principal sustento de las familias, también "se ahuyentó".

Los lugareños detallan que el petróleo mató a pelicanos, garzas y toninas del Lago. Vacas, becerros y caballos entraron al agua y no salieron nunca más porque quedaron atrapados en el hidrocarburo.

Entre la 1.00 y las 3.30 de la tarde ese petróleo está casi hirviendo. El que se meta sufre quemaduras de tercer grado. "Te pela como un pollo. Eso bota humo, es inflamable y se crea una especie de vapor", dijo un vecino conocido como "El Negro".

De 14 playas activas en Bajo Grande, Bajo Grande Playa y Monte Negro, solo quedan dos y los propios pescadores intentan sobrevivir entre el petróleo y la basura que se pega y acumula.

"En lo que va de años van más de 20 derrames de petróleo, gasoil o gasolina. Todos los años, como hasta el 2013, las instituciones hacían un saneamiento de objetos flotantes (recogían la basura), pero ni más", relató Luzardo.

Según Luzardo, el petróleo también acabó con el trabajo de unos 30 o 40 pescadores bolapie, que "pescaban en la orilla a remo y se ponían el chinchorro en el pie". Ahora están pasando hambre y muriendo en la miseria.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias