Cerrojo del Caracas se quebró solo al final

Agencias | La PRENSA del Táchira. El Vasco da Gama sufrió, y mucho, para vencer el miércoles por un ajustado 1-0 al Caracas en Río de Janeiro, en el partido de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana.

Los cariocas dominaron el partido pero fueron incapaces de llegar a la portería venezolana, que finalmente fue batida cuando faltaban dos minutos para el final por Tiago Reis, quien acaba de ingresar en lugar de Ribamar.

El entrenador Noel Sanvicente se planteó el partido con muchas precauciones defensivas, pero cuando el Caracas se lanzó al ataque se movió en bloque, con al menos siete jugadores poblando el terreno del Vasco, que más de una vez tuvo problemas en su última línea.

La estrategia de los Rojos del Ávila funcionó a la perfección durante los primeros 45 minutos, en los que el Vasco da Gama ejerció un dominio tan absoluto como impotente y solamente llegó a asustar al portero Beycker Velásquez con alguna escapada de Vinícius.

En las pocas ocasiones que tuvo el Caracas en la primera etapa hasta fue más incisivo, con un veloz Richard Celis muy activo pero poco preciso a la hora de definir o soltar un último pase.

En la segunda etapa, el cerrojo venezolano continuó funcionando y el Vasco no encontró los caminos hacia la portería rival hasta el minuto 59, cuando Henrique sufrió una falta dentro del área. Sin embargo, Carlinhos desperdició el penalti con un chute flojo y prácticamente a las manos del portero Velásquez.

Aún con la absoluta falta de ideas mostrada por el Vasco da Gama, el entrenador portugués Ricardo Sá Pinto, al frente del equipo desde hace dos semanas, no movió el banquillo hasta el minuto 71, cuando salieron Carlinhos y Vinícius.

Ingresaron Ygor Catatau y Guilherme Parede y el Vasco tuvo más ritmo, pero de todos modos el equipo carioca siguió fallando en los pases y simplificó las cosas para el eficiente esquema defensivo del Caracas.

En los últimos minutos, el trámite fue más fácil incluso para el Caracas gracias a la expulsión de Catatau, quien en menos de quince minutos recibió dos tarjetas amarillas y dejó al Vasco da Gama con diez jugadores.

 Sin embargo, tras la expulsión de Catatau, ingresó en el equipo carioca el delantero Tiago Reis, quien en el minuto 88 le dio la victoria al Vasco al tocar el balón por primera vez y enviarlo al fondo de la red del Caracas.

Tras este primer partido, el Caracas recibirá al Vasco da Gama el próximo 4 de noviembre en la capital venezolana, para decidir cuál de estos dos equipos continuará en la Copa Sudamericana.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias