Plazas de San Cristóbal no tienen dolientes

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- El deterioro de parques y plazas de la ciudad de San Cristóbal es evidente. El mal uso de los espacios, así como el olvido de las autoridades hacen que estos lugares se conviertan en una jungla de maleza y basura. 

Sin embargo, quienes hacen vida en la periferia de la zona, al ver la desidia de estos lugares y sin esperar nada a cambio, deciden con las pocas herramientas de jardinería que puedan tener y le hacen un cariñito a estos lugares. 

Plazas como la Juan Maldonado ahora son estacionamientos de patrullas y carros de funcionarios que trabajan en los tribunales. Dado que el ingreso de detenidos ahora es por este lugar, las patrullas de la GNB se estacionan dentro de la misma, pese a que el estacionamiento está a unos metros del acceso. 

"Eso es desde que se inició la pandemia. Ahora la entrada de los presos es por ahí y ellos (los uniformados) se estacionan ahí porque siempre hay sombra, pero no debe ser porque uno para los carros en el estacionamiento. Imagínese que todos nos paremos en la sombra de la plaza para que los carros no se asoleen", dijo Alberto Casique. 

Unos metros más allá se encuentra la Plaza Urdaneta. Transeúntes en la zona explicaron a LA PRENSA que la misma no es remozada desde el inicio de la cuarentena por la pandemia del COVID-19, cuando comenzaron con una campaña de mejoras de espacios públicos.