Clases de música en la Espinel sigue en pie con esfuerzo titánico

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- En un baluarte se convirtió la escuela de música Miguel Ángel Espinel en San Cristóbal, la cual durante décadas, se ha encargado de formar profesionales que con pasión y dedicación, vienen dejando en alto, el nombre de la institución en el mundo.

Y es que con una data de más de 100 años, esta institución ha forjado músicos reconocidos, tal es el ejemplo del trompetista, Francisco Flores.

Su director, Alberto Prieto, señaló que este músico obtuvo el premio mejor trompetista del mundo, en un concurso en Francia, también, tuvo la oportunidad de tocar ante los reyes de Inglaterra.

"En su reseña indicó que sus estudios los realizó en la escuela Miguel Ángel Espinel, lo que nos representa un orgullo para la institución" acotó.

Al igual que Flores, otros estudiantes han recorrido el mundo, para dejar su huella, sin olvidar que su formación comenzó en este centro de estudios.

El proceso de formación inicia generalmente a partir de los ocho años de edad, ya que las carreras oscilan entre 10 y 13 años de estudio constante y disciplinado. 

Resaltó que muchos niños se han visto atraídos por este tipo de arte, que cautiva el corazón y regocija el alma.

La escuela cuenta con especialidades como, violín, violonchelo, contrabajo, viola, clarinete, flauta traversa, oboe, fagot, piano, entre otras.

Detalló que pese a la situación del país, el equipo de docentes, busca la mantener en pie la escuela con un esfuerzo titánico. 

Deserción

Aseguró que por la pandemia, las clases han sido a vía online, y para el próximo año, que dará inicio en las siguientes semana, la modalidad será igual.

Por las condiciones de la pandemia, se registró una deserción de más del 35 % por lo cual, espera que que no aumente, con el fin que los niños y jóvenes sigan recibiendo la educación musical.

"Muchas personas no logran asimilar la modalidad a distancia, y les cuesta mucho el manejo a través de redes sociales e internet, a ello se suma que, no cuentan con las herramientas para esta labor" apuntó.

 La data de estudiantes del pasado año, es de 400 y 450 estudiantes.

Trabajo chamánico

Ramón Moncada, relató que contaba con 25 estudiantes, pero debido a la pandemia, solo han podido trabajar alrededor de 15, por la falta de los instrumentos.

"Algunos alumnos no tienen instrumento propio, y ellos iban a practicar a la escuela, sin embargo, debido a las condiciones del Covid-19, las clases se mantienen virtuales" dijo.

Calificó como un "trabajo chamánico" su labor como docente, pues la falta de electricidad y conexión a internet, limitan ciertas labores.

"Tengo muchachos que solo envían audios porque no tiene como enviar videos, debido a la capacidad de sus teléfonos, mientras que en mi caso, no puedo enviarlos ya que la memoria está al máximo" apuntó.

Destacó que el entorno virtual es de gran ayuda, sin embargo, considera que la educación musical debería hacerse personalmente.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias