ESCASEZ DE GASOLINA SE HACE ETERNA

Agencias | La Prensa Táchira.- La humillación de esperar 15 o 20 días por 30 litros de gasolina, es uno de los problemas que parecieran no tener fin en el país. Ni los cierres de calle en señal de protesta, ni la cólera de la gente han logrado la solución de la escasez de este producto en cuarentena. El combustible más preciado por la gente sigue estando en manos de unos pocos; los que pueden pagar la gasolina bachaqueada. Expertos petroleros aseguran que al igual que la crisis eléctrica que dejó al país desde el 7 de marzo de 2019 con racionamiento severo, el apagón de la gasolina por la destrucción de Pdvsa es otra calamidad, que llegó para quedarse.

Para José Toro Hardy, exdirector de la estatal petrolera Pdvsa, no hay posibilidad alguna que ni a corto ni a largo plazo la crisis de la gasolina se solucione si no hay un cambio de gobierno. El diagnóstico que tiene de las cinco refinerías del país es grave, sólo dos funcionan de manera intermitente y al mínimo de su capacidad. Cardón que es parte de las tres plantas que conforman el Complejo Refinador de Paraguaná (CPR) en Falcón, y El Palito en Carabobo, están produciendo juntas 5 mil barriles diarios de gasolina, una cifra insignificante si se compara con la producción que tenía Pdvsa en 2002, que eran 1.3 millones diarios de barriles de gasolina, con las que se abastecía en abundancia el mercado interno, a todo el Caribe y al 10% de Estados Unidos.

"Dependemos de tanqueros iraníes y de gasolina importada porque destruyeron las refinerías y ahora lo que tenemos es una situación vergonzosa. Todo empezó en 2002 tras el paro petrolero, cuando Hugo Chávez, expresidente de Venezuela, despidió a 20 mil trabajadores de Pdvsa, que tenían en promedio 15 años trabajando para la industria y en conjunto acumulaban 300 mil años de experiencia y conocimiento. Ellos eran los que realmente conocían el funcionamiento de nuestras instalaciones petroleras", resaltó.

Desde ese momento afirma que la debacle fue inevitable y las proyecciones de crecimiento se acabaron. Para la época Venezuela producía 3 millones 320 mil barriles de petróleo al día, era el mayor exportador internacional, y tenía proyecciones de duplicar esa producción para 2020, pero la realidad es que Pdvsa ha dejado de producir 3 millones de barriles de crudo diarios este año. Actualmente según cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el país genera 339.000 barriles de crudo por día, el histórico más bajo.

"Pdvsa era una suerte de Roll Royce hace 18 años. Siguió operando bien por algunos años, pero como cualquier carro de lujo si dejan de cambiarle el aceite, de hacerle mantenimiento, comienza a fallar. Eso pasó con las refinerías, dejaron de hacer el mantenimiento necesario, de invertir en ellas, desecharon al personal calificado y todas comenzaron a fallar a la vez", enfatizó.   

La crisis empeoró en el año 2008, según señala Elías Matta, presidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, justo cuando Pdvsa dejó de entregar parte de sus ganancias por concepto de exportación de crudo al Banco Central de Venezuela (BCV), y comenzó a administrar sus propios recursos. "Ese petróleo que vendía la estatal petrolera debió ser invertido para su mantenimiento, pero se pusieron a hacer casas, puentes, supermercados, cualquier cosa menos atender a la industria", denunció.