Con  "ofertazos" sobreviven tiendas de ropa íntima    

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- Mil y una estrategias se han inventado los dueños y encargados de tiendas de ropa interior en la entidad para mantenerse en pie, ante la imposibilidad de trabajar durante todo el mes, dada la pandemia del coronavirus. 

Y es que solo son dos semanas al mes que pueden laborar y con extremas medidas de seguridad que incluyen desinfección de pies, tapabocas, y aplicación de alcohol en las manos de clientes y trabajadores. 

Para Manuel Molina las ventas han bajado considerablemente en comparación al tiempo pre pandemia. Siempre había venta constantemente y mira con nostalgia su establecimiento, pues al momento de la entrevista, no había comprador en el local. 

Costos 

En materia de costos de la ropa interior femenina, ofertan para todos los bolsillos. Comenta que una panty puede costar desde un dólar (3.500 pesos) hasta 2.80 dólares (10 mil pesos). 

Los brassieres, que son uno de los elementos más costosos de la lencería femenina, tienen precios que van desde los tres dólares (10.500 pesos), hasta los 4,75 dólares (16.600 pesos). 

La ropa interior masculina (Boxers, interiores, medias) tienen diferentes precios pero igual varían según la calidad, tipo de tela y marca. Un bóxer económico tiene un costo de seis mil pesos. Mientras que las medias son ofertadas a un dólar (3500 pesos).

Lo de un mes en dos semanas

Por su parte, Sandra Castro, propietaria de una tienda de lencería, explica que deben hacer en dos semanas, lo que regularmente deberían vender en un mes. Explica que durante la flexibilización es que pueden abrir el negocio y en esas dos semanas deben vender lo suficiente para pagar nóminas, arriendo de locales, servicios, proveedores y demás compromisos. "Así estemos en cuarentena hay que pagarles. Uno debe ser cumplido y pagar al día", dijo. 

Comenta que se han vuelto muy creativos a la hora de vender, pues todas las semanas hacen ofertas y descuentos de diferentes productos, con el objetivo de incrementar las ventas. 

"Rebajamos la mercancía y lo que hacemos es sacar ofertas de un 10, 20 y 25% de descuento para poder atraer el cliente", dijo.