El Gocho Árabe: Un rostro invisible que da a los necesitados

Eliana Millán Montiel | La Prensa del Táchira.- Su usuario en las redes sociales es Mohamend Antonio, una mezcla  entre un nombre  de pila del medio oriente y uno muy criollo, se podría decir andino que en su combinación resultaría: Gocho Árabe. 

Amable, sencillo, con un humor impresionante y un don filantrópico que no desea ser reconocido, simplemente que se multipliquen más las almas caricativas en tantas causas que aún están por resolver. 

Sus obras son visibles, su rostro es un misterio. 

No muestra su cara. Simplemente a medio perfil se ve el agal y la kufiyya (turbante de origen asiático utilizado por los hombres de cultura islámica que es usado según la diversidad religiosa y la clase social). No quisiera ser reconocido por nadie, sólo desea la unión para seguir ayudando. 

Dice tener un aliado muy importante: Dios, a quien todas las mañanas y las noches le pide por cada una de las personas a quienes ayuda y todas las que aún les falta por ayudar. 

El gocho árabe, hombre de carne y hueso con una familia que la describe como hermosa, es el hombre que hoy en las redes sociales del Táchira y hasta en el mundo, lo admiran por su don de dar sin recibir y sin mostrar su rostro. 

"Cuando estoy en la calle, cuando una persona a la cual puedo ayudar sonríe soy feliz y yo me contagio de esa alegría. Ellos a veces son más felices que cualquiera que tenga mucho dinero. Tienen una sonrisa en su rostro hermosa". 

No habla en primera persona, siempre se refiere a su obra como una acción de mucha gente. Manifiesta que el éxito está en cada alma bondadosa que está fuera del país y se suma a esta noble causa. 

Sí hay una palabra que define al Gocho Árabe es humildad y lo transmite en cada letra que expresa y en cada historia que ha conmovido su vida y la de su familila. 

"Nos conmovió mucho una de las primeras historias. Una familia que estaba en la 5ta Avenida y nosotros llegamos y era impresionante la cara de esos señores". 

Historias como esta se repiten a cada día, así como también le dan las gracias por mostrar las calles de San Cristóbal. 

"Hay mucha gente que a parte de ver el trabajo de ayuda que se está haciendo también me dan las gracias por mostrarle la ciudad". 

Normalmente, el Gocho Árabe hace un recorrido con vehículo  por las calles de la ciudad de La Cordialidad que sirve de muestra para quienes por razones adversas de la vida han tenido que dejar al pueblo de San Sebastian, las calles empinadas que van subiendo al cielo o la San Cristóbal Andina del maestro Chucho Corrales.

Planificación 

Tiene un cuaderno donde tiene anotado todos los casos y las personas con quienes siempre cuenta para sus obras sociales. 

"No estoy solo en esto. Tengo gente que se ha unido a ayudar. Mucha gente por fuera que me envía dinero y me dice, de los casos que saco a través del Instagram, para quien es la ayuda". 

Su planificación y su orden en las cosas, le ha llevado a conseguir la bondad de multiplicar sus obras. 

"En la mañana soy de los que pienso en mi obra del día. No se necesita dinero para realizar una obra social. Si usted tiene carro, dele la colita a alguien". 

Al preguntarle sobre cómo nació este don de ayudar, comentó que todo viene de su padre, quién le enseño el amor al prójimo. "Mi papá llevaba en su carro a todo aquel que pudiera llevar". 

Además, aunque no pertenece a una religión evangélica, se acostumbró a dar su diezmo. "Una vez un pastor evangélico me dijo que uno como ser humano debía diezmar de lo que se ganara y yo pensé en hacerlo pero en obras sociales por lo que decidí que lo que iba a dar, lo haría yo mismo". 

Así nació esta idea de andar por las calles. No anda solo tiene un ayudante a quien le dice Bernardo. Él le ayuda con la cámara y van reseñando cada cosa que hacen, cada mirada, cada gesto de agradecimiento que en la calle se encuentran. Algunas veces lo acompaña su esposa a quien define como una gran mujer que ha entendido toda esta locura. A veces me llaman loco (risas) ". 

Le inspiró la viveza criolla 

Una historia de viveza criolla lo hizo entrar al mágico pero peligroso mundo de las redes sociales. 

Al inicio de todo, el Gocho Árabe se había convertido en una especie de defensor del cambio de bolívares a pesos y viceversa. 

Y es que en el Táchira por ser una región fronteriza la mayor parte de las transacciones se hacen en pesos y dólares. 

"Me convertí en el defensor de los abuelitos en las farmacias. De aquel que iba a comprar y los empleados o dueños de las farmacias querían colocar el cambio a como ellos quisieran". 

Comenta que hace mucho tiempo estaban especulando con los cambios de moneda, muchísimo y "no solo querían ganarle al producto sino también al cambio, entonces hice una campaña para que principlamente las ventas de medicinas no especularán tanto y dio resultados".

Cuando llega la pandemia, a partir del 15 de marzo decidió empezar a documentar sus obras sociales, con la condición de no mostrar su rostro y dejar a la incógnita a los seguidores de cómo es, qué rostro tiene, qué color de ojos tiene y qué hace detrás de sus obras sociales, el Gocho Árabe. 

Piensa en mantener el anonimato por mucho tiempo. "Creo que es lo mejor así puedo ver mejor las cosas desde afuera. Se que la gente habla bien de esta obra sin saber quién soy y eso me satisface". 

Sus proyectos 

Ante el vertiginoso aumento de seguidores, mensajes, me gusta e interacciones, Mohamend solo desea que esto haga contagiar al mundo de alegría y de querer ayudar. 

"Quiero enviar un mensaje a todos los que se quieran unir a nuestra causa a que se una. Hágalo por su parte, siempre salga con la intención de ayudar. Tenemos que volver a la sociedad que eramos y lo estamos logrando. Venezuela será un ave fénix". 

De aquellos 3 me gusta de su primera publicación el 15 de marzo de 2020 en su cuenta @elgochoarabe, hoy ya tiene más de 100 comentarios y miles de reproducciones en sus videos. 

Su primera publicación 

Hay que buscar ayuda

A Mohamed Antonio le preocupa las muertes de personas que por miedo o quizás pena a pedir ayuda terminan suicidándose o buscando el mal camino. 

"Quiero enviar este mensaje a través de ustedes (La Prensa del Táchira). Sí usted necesita una ayuda, pídala. No permita que la angustia lo arrope. Si necesita comida, pida a su vecino más cercano pero no tome malas decisiones 

Personas de clase media, afirma Mohamed están pasando por situaciones fuertes. "Todos tenemos altibajos. Hoy podemos tener plata pero mañana no. Por eso yo les pido que llamen a su vecino. Los suicidios se están incrementando por la desesperación de muchas personas". 

Su mensaje

En cada palabra y quizás algo que caracterizó la entrevista fue su preocupación por la unión en las causas nobles. En la ayuda al prójimo y la documentación de la misma para que el poder que tienen las redes multiplique la acción. 

Mohamed se despidió quitándose el agal y la kufiyya, solo rogando que todas las obras se multipliquen y que con el corazón y el alma de los buenos todo esto pueda ir más allá.  

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias