Deivis Jaimes: "La tortura psicológica es peor que la física"

Nelson Altuve P | La Prensa del Táchira.- El 13 de marzo el Tribunal 3ro de terrorismo dictaba privativa de libertad al diputado tachirense Renzo Prieto, además de sus compañeros Deivis Jaimes y William Correia, quienes habían sido detenidos tres días antes en Caracas.

Desde esa fecha del 13-Marzo, tres días antes que se decretara la cuarentena en Venezuela, estos tres tachirenses no volverían a ver la luz del sol de forma consecutiva durante 173 días, empezando allí la tortura psicológica a la que fueron sometidos en un centro de detención del Faes ubicado en el sector La Quebradita, en la capital del país. 

A sus 27 años de edad, Deivis ya conoce lo que significa ser torturado de forma psicológica en una cárcel venezolana. "Lo más difícil es estar incomunicado, no saber cómo estaba mi madre y la familia era una tortura, estuvimos aislados de todo durante todo este tiempo, si saber absolutamente nada".

-El joven Régulo García denunció que recibió torturas físicas, a usted ¿cómo le trataron durante su reclusión? 

"No hubo tortura física, pero la psicológica es mucho peor. No nos permitieron ver la luz del sol, ni hacer ejercicios, yo que soy atleta (selección Táchira en kempo y karate) y me gusta entrenar no podía hacerlo; nuestro espacio era reducido, apenas un cuarto de 2 x 2 para seis personas. Para bañarnos o hacer nuestras necesidades había que implorar, orinamos en potes que estaban en el cuarto, era mucha presión". Cuenta Deivis sobre el trato inhumano recibido durante 5 meses y medio. "Estuvimos hacinados, junto a dos caraqueños y un maracucho, en ese cuartico".

- Ya por esos días Venezuela entraba en cuarentena por la Covid -19 ¿Tuvieron miedo de infectarse en ese recinto carcelario?

"La verdad, era nuestro miedo más grande. Nos tenían la cabeza loca con lo del Covid, porque metían y metían allí gente sin tapabocas; allí no había nada, ni alcohol para desinfectar, nunca nos hicieron pruebas a los detenidos, apenas el día que salimos. Te cuento que estuvimos todos enfermos casi un mes, con dolores de cabeza y ojos, perdimos el sentido del gusto, no teníamos la percepción del apetito. Nunca recibimos atención médica, solo una vez cuando Renzo estuvo grave por un dolor de columna".

Pese a toda esta situación vivida, Deivis dice sentirse como un roble, firme en sus convicciones y dispuestos a seguir en la lucha. A su lado su señora madre Elizabeth siente que vuelve a vivir 

¿Cómo fue que se enteró de tu liberación?

"Simplemente nos dijeron que nos pusiéramos algo, para hablar con el comisario. Nos dijeron que nos íbamos para la calle. Aunque no me lo creía, pensé que de pronto estaría dos años, porque siempre uno debe estar preparado cuando se está en dictadura. Yo tengo ya varios años en esto y para mí estar en la cárcel fue como una protesta más por toda esa gente del Táchira y lo hice con mucho cariño".

Aunque los inicios de Deivis Jaimes fueron en los movimientos estudiantiles, durante su tiempo de lucha dirigencial en la Universidad Católica del Táchira, ha asumido otras responsabilidades enfocado en el trabajo social, la política y principalmente en la práctica deportiva, que es su pasión.

¿Hay alguien a quien agradecer durante todo este tiempo de reclusión?

"A Dios primero, por darme fortaleza, con mi mamá muy agradecido porque pese a ser una señora de casi 77 años asumió el peso de acompañarme durante este tiempo, a ella la cuarentena la atrapó en Caracas, y ya es mucho desgaste para una persona de su edad, a ella le debo ese espíritu guerrero".

Dijo que también sentía agradecimiento por tanta gente que oró por ellos. "No sé cuántas personas más nos ayudaron, ni quiénes se movieron por mí, a todos mis amigos, mi familia que pusieron cada uno un granito de arena, a todos Dios les pague, porque me hicieron mantener mis convicciones. Supongo que mucha gente estuvo pendiente, desde mis hermanos, mi papá, toda la gente de San Cristóbal".

¿Hay un mensaje especial para ellos?

"A los que se quedaron, que el tiempo de Dios es perfecto. El mensaje a todos esos ciudadanos de bien, es a seguir luchando, mantenerse fuertes. No rendirnos ante la presión y los golpes que da la dictadura. Dios nos va recompensar".  

-Aunque desconoces la situación política del país en estos últimos cinco meses, ¿Qué pasa por tu mente, sigues en la lucha, te vas del país, que pasará con Deivis?

Agrega el joven tachirense que va a ponerse al día de los acontecimientos, documentarse de las situaciones que han pasado y de las opiniones de los dirigentes de los partidos, escuchar a las personas y ordenar sus ideas.

"En ningún momento me voy a ir del país, nuestro espíritu guerrero nos impone una meta personal, y es la recuperación de Venezuela. Tengo años en esta lucha desde la participación en mi primera marcha a los 13 años, en el 2007 estudiaba en el Liceo Simón Bolívar, cuando el gobierno cerró Rctv en el 2007". Evoca esos momentos con tono firme como si fuera ayer.

Agrega el joven profesional que no es momento de rendirse porque mucho se ha logrado en esta lucha y menos ahora porque dice que el objetivo está más cerca. "Sé que algunos compañeros se han ido del país, otros han muerto, muchos detenidos, pero no debemos rendirnos ni retirarnos".

-Apoyaría candidatos a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre?

"Es un tema complicado, amplio y súper difícil, en estas pocas horas he podido escuchar sobre críticas a dirigentes políticos, unos que si van a ir, otros que no vamos. Yo lo único que sé es debemos recuperar a Venezuela, si tengo que debatir con el diablo para negociar una salida yo me reúno. Todos los que están luchando de una u otra forma por la liberación están en mi corazón. No podemos criticar a nadie".

Para Jaimes el arte de dialogar en política es valedero y eso no quiere decir que tu apoyes un proyecto. "El arma más poderosa es el cerebro, la política es hablar, dialogar, negociar, la política es un juego dinámico, hay que hablar, sentarse a debatir, no podemos crucificar a alguien, es necesario el intercambio de ideas, no podemos señalar a los que dan la cara, todo el mundo no se sienta a dialogar. Hay que usar el cerebro".

Invita a no estar pendiente de lo que digan ciertos sectores ni al movimiento de las masas. "Porque muchas veces se dicen cosas, que aquel se vendió, se hacen señalamientos a la ligera. Hay que recordar que cuando estás señalando a alguien, cuatro están apuntando sobre ti".

-Entonces ¿apuestas a un diálogo entre la oposición y el gobierno de Maduro?

"Apuesto a todo lo que se tenga que hacer para salvar a Venezuela. Si dialogar permite que el gobierno dé su brazo a torcer, se conforme un CNE legítimo y transparente, que haya observación internacional, con condiciones claras, sin violencia de los colectivos ni amedrentamientos, hay que dialogar".

Deivis, por ahora lo tiene claro. No tiene intenciones de participar en las elecciones parlamentarias, porque desconoce las condiciones del proceso del 6D, ni se prestaría para algo ilegal. "Hay que recuperar la confianza en el voto, por ahora no me prestó para ninguna contienda electoral, eso está claro". 

¿Hay reconcomio, o paz espiritual dentro de Deivis?

"Siempre le pedí a Dios borrar de mi corazón cualquier tipo de odio y rencor, en cualquier momentos seremos un solo país, sin importar si son rojos, verdes, o blancos. Nos vamos a tener que aceptar. Nosotros no debemos cometer los mismos errores de los que están ahora. Un nuevo gobierno debe aceptar a todos, no hacer lo mismo, y dar la bienvenida a todos los venezolanos".

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias