Las sardinas también se alejan de la mesa tachirense

Nelson Altuve P | La Prensa del Táchira.- En los almuerzos o cenas de los tachirenses se estaba colocando de moda el consumo de sardina, sustituyendo así a un buen bisteck de res o cochino, pechuga de pollo o muslo frito.

Todo esto, debido a que los precios de esos productos cárnicos se fueron otra vez a "las nubes" con precios que ya superan el millón de bolívares; la sardina, excelente complemento vitamínico, logró alcanzar jerarquía, y ante la fuerte demanda, hay poca oferta.

La sardina enlatada ha desaparecido paulatinamente no solo de las despensas y neveras de los habitantes de San Cristóbal y otros municipios, tampoco este producto se consigue en negocios o abastos que ofertan víveres.

En un recorrido por algunos puntos de ventas, este producto escasea. De seis puestos de venta consultados apenas dos contaban con el producto, pero ya en escasas cantidades.

"Tenemos dos meses desde que hicimos el pedido y nada que llegan con la sardina enlatada. Siempre manteníamos un buen stop, pero nos dicen que todavía no despachan, sin darnos fecha de llegada". Agrega un dispensador de un conocido negocio al por mayor en el barrio El Carmen.

Para la señora Leiban Rangel, comerciante del ramo de víveres, es normal que la sardina enlatada sea un producto muy solicitado por los compradores. "Se lo llevan por paquetes, las de pequeña presentaciones y las medianas, claro, que salvan el almuerzo a cualquiera".

Otros dependientes también dijeron que estaban sin el producto porque durante la semana de flexibilización la gente aprovechó para cargar con lo que había en inventario. "No quedó nada, junto con el arroz, harina, fueron los productos que más se vendieron la semana pasada". Afirmó un comerciante del sector de Juan Maldonado.

"Haber, la sardina tiene un costo la pequeña en 175 mil bolívares, o igual 1750 pesos, la más grandecita tiene un valor de 350 mil bolívares (3500 pesos). Mucha gente que viene desde los municipios cercanos o barrios alejados de San Cristóbal la compra y luego la revende en las bodegas". Afirma Cristancho Contreras.

Acudimos ante un vendedor de pescado, ubicado cerca del Hospital central, quien mencionó la dificultad que tienen para adquirir el producto. "Eso lo traen de por allá de oriente, como no hay gasolina por ningún lado entonces es difícil que llegue, igual aquí ofrezco curvina a 10 mil pesos, bocachico a 5 mil pesos y manamá que la traigo del Zulia a 3 kilos por 10 mil pesitos".

Ni en las ventas de pescado ambulante se consigue la sardina

Los mercados tradicionales como "Pequeños Comerciantes" se encontraban cerrados en la mañana del lunes 31 de agosto, de igual forma, el mercado del pescado "Madrejuana" tampoco abrió sus puertas, aunque el vigilante afirmó que allí hace rato que no llega la sardina.

 Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias