José Guerra: "La gasolina iraní se agotó"

Uzcátegui / Díaz | LA PRENSA DE LARA.- La severa escasez de gasolina que se registra en el país sólo tiene una explicación: "la gasolina iraní se agotó". Así lo sostiene el diputado de la Asamblea Nacional José Guerra, al indicar que el mal de las kilométricas colas en las estaciones de servicio que se registra en todo el país, incluso en Caracas se da porque, "la gasolina que importaron en junio la racionaron al máximo y lo que queda es solamente para el gobierno, para el funcionamiento de los cuerpos de seguridad y los sectores claves del gobierno", comentó.

Asegura que el país tiene únicamente dos alternativas para solucionar la crisis de combustible, seguir importando gasolina, acción complicada para el oficialismo por las sanciones económicas que mantiene Estados Unidos sobre Venezuela, luego que el viernes 14 de agosto confiscara la carga de cuatro barcos de Irán cargados con gasolina que pretendían llegar a puerto nacional.

La segunda opción es arrancar las refinerías. "Esta opción es tan difícil que la primera, justamente por la caída de la producción petrolera. La situación de Pdvsa es precaria al punto que al cierre de julio Venezuela produjo 339 mil barriles de petróleo, menos que los 379 mil barriles que produjo en el año 1930, eso da una idea del nivel de destrucción de Pdvsa. Chávez recibió la industria, Venezuela producía 3.5 millones de petróleo diario, conclusión: la industria petrolera está destrozada", sentenció.

Indicó que el esquema de distribución de gasolina que implementó el gobierno en junio con los dos tipos de precios de este combustible "fracasó" y el resultado ha sido un dantesco mercado ilegal de gasolina donde el precio promedio del litro se comercializa entre 2,5 dólares y hasta 3 dólares según la zona del país.

"La prueba de que ese esquema fracasó es que no hay gasolina subsidiada, eso era previsible porque con un precio de cinco mil bolívares el litro y un precio de 50 centavos de dólares que puede llegar a 150 mil bolívares al cambio, era claro que la gasolina barata se iba a acabar. Se lo dijimos de todas las maneras, no entendieron, ahí esta el resultado", manifestó.

Viven un calvario

Humillación, burla y pisoteos sienten los guaros quienes han sido sometidos a hacer colas y pernoctar hasta por 15 días en las estaciones de servicio a la espera de poder equipar sus vehículos con gasolina.

Maltratos por parte de los funcionarios de seguridad, horas de hambre, incertidumbre por no saber si llegará la gandola, además de pocas horas de sueño son parte de las denuncias de los ciudadanos que permanecen en las estaciones de servicio.

Ayer el guardia nacional que estaba comandando acá en la estación Zulia nos mandó a que hiciéramos la cola pegaditos a la acera y cuando le preguntamos que si íbamos a poder echar gasolina, nos respondió como en forma irónica que sí, pero que quien sabe en qué semana. Eso es burlarse del pueblo y de la necesidad que estamos pasando", dijo Daniel Rodríguez, quien también estaba en cola.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

 

Otras Noticias