Bayern y Barcelona con los dientes afilados

Agencias | La Prensa del Táchira.- Barcelona y Bayern de Múnich, los dos únicos equipos campeones de la Champions que están entre los clasificados a Lisboa, se miden este viernes, un partido en el que los bávaros invictos en 2020 parecen favoritos, aunque los catalanes siempre tienen el factor Messi como antídoto.

Estos enfrentamientos entre dos de los grandes equipos europeos -cada uno de ellos han levantado cinco veces 'la orejona'- tienen un curioso trasfondo: el ganador de ellos, después ha sido campeón, bien de la extinta Copa de la UEFA o de la Liga de Campeones.

Ahora todos los pronósticos sitúan al Bayern como favoritos. Ha ganado 26 de los últimos 27 partidos, ha recuperado su esencia con Hans Flick como entrenador; Lewandowski, el olfato goleador, y los muniqueses la pinta de equipo ganador que había perdido con Niko Kovac.

Pero el Barça tiene a Leo Messi y ya le va bien que por una vez los focos estén en otra dirección. Será un partido determinante para el futuro de Quique Setién, pero sobre todo para el prestigio de la entidad, que puede quedarse en blanco después de doce años (2007-08). 

La anterior fue aquel Barça de Frank Rijkaard que Laporta borró de un plumazo tras acusar a la plantilla de "autocomplacencia". Para el duelo ante los bávaros, Setién podría reforzar su centro del campo para equilibrar el músculo de los de Flick, por eso podría decidirse por un dibujo con 4-3-1-2, Arturo Vidal de enganche y el damnificado sería Antoine Griezmann.

También hay dudas en la medular, ya que el técnico dispone de seis jugadores -y eso que Arthur Melo está descartado-. Lo más probable es que Frenkie de Jong, después de su gran partido ante el Nápoles, sea titular, junto con Busquets y Arturo Vidal, ausentes por sanción ante los italianos, mientras que para la cuarta plaza pugnan Sergi Roberto, Rakitic y Riqui Puig.

Atrás la única duda estriba en el lateral diestro (Semedo o Sergi Roberto); mientras que en la delantera Leo Messi y Luis Suárez son fijos y dependiendo del dibujo, Griezmann se podría quedar fuera del once titular.

El Bayern, por su parte, ha encontrado un once titular en el que suele haber pocas modificaciones y, cuando estás se dan, suele deberse a sanciones o lesiones.

De cara al equipo habitual del Bayern a lo largo de este año lo más notable es la ausencia de Benjamin Pavard, habitual en el lateral derecho, que ya ante el Chelsea obligó a Flick a retrasar a Joshua Kimmich a esa demarcación y a recuperar a Thiago Alcántara, que seguramente formará doble pivote con Leon Goretzka.

El esquema, salvó sorpresa, será el 4-2-3-1 de siempre -el Bayern viene jugando así desde los tiempos de Louis van Gaal- con Serge Gnabry y probablemente Kingsley Coman por las bandas y Thomas Müller y Robert Lewandowski por el centro.

Atrás hay un ligero margen de duda con respecto a Alphonso Davies, que no participo en el entrenamiento de ayer debido a problemas de abductores lo que, sin embargo, Flick calificó como una medida de precaución y se mostró confiado en poder contar mañana con el jugador canadiense.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Futbol

Ingresan al Rey Pelé a UCI de Sao Paulo

| comentarios

Futbol

Triunfo aurinegro para aferrarse en la cima

| comentarios