Estéfani pudo morir por tantas horas sin recibir el antiofídico

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- De alta fue dada la niña G. Rodríguez, luego de superar peligro ante la mordida en un pie por una serpiente mapanare la pasada semana, en el sector Chururú, en el municipio Fernández Feo.

El equipo de La Prensa del Táchira acudió al piso cuatro del Hospital Central de San Cristóbal, para conversar con la menor, donde primeramente agradeció a Dios estar viva.

Recordó que aquella noche, estaba en compañía de su hermano, cuando sintió que algo le picó y se le durmió el pie de inmediato, lo que a su vez, le generó mareo y malestar general.

 "Comencé a gritar y llamar a mi mamá" dijo.

Recordó que en el CDI de El Piñal, los médicos le informaron que si no se trasladaba rápido a San Cristóbal, le podía pasar algo, por lo cual sus padres rápidamente pidieron ayuda a un vecino, quien se ofreció a movilizarla hasta la ciudad capital.

Señaló que la Unidad de Cuidados Intensivos le pareció "feo" al no poder estar con su papá y mamá, sin embargo, a los pocos días fue trasladado a piso cuatro.

"Pensaba que me iba pasar algo malo" expresó Rodríguez.

La pequeña contaba las horas para salir del hospital, y poder reencontrarse con su familia y amigos en la zona sur del estado.

La menor de edad, pasó para segundo año de bachillerato, y agradeció las muestras de apoyo de todos.

Su padre, Jorge Rodríguez afirmó que su hija está viva por un milagro de Dios, al haber pasado muchas horas sin recibir el suero antiofídico. 

"Mi hija estaba mal, y nosotros también, pero gracias a Dios todo salió bien y agradecemos el apoyo de muchas personas quienes estuvieron pendientes y nos ayudaron en este momento tan difícil" apuntó.

Reconoció sentir temor de poder perder a su hija, no obstante, no perdió la fe en ella y en su recuperación.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Ver más:
Otras Noticias