Ha subido bastante el precio, un 100

Jhonny Ramírez

Vendedor de frutas

Todo nos lo exigen en pesos, eso de bolívar aquí ya murió

Zulay Torres

Vendedora de frutas

Tachirenses compran frutas de "a poquito" 

Manuela Reyes Gómez | La Prensa del Táchira.- Uno de los grupos alimenticios más importantes para la salud de las personas de todas las edades son las frutas, sin embargo, para muchos hogares, hacerse de estos  alimentos puede ser todo un sacrificio. 

Al ser un producto de gran importancia nutricional e infaltables en todas las cocinas, muchos tachirenses han optado por comprar las frutas de su preferencia "de a poquito" y de acuerdo a sus posibilidades. 

Ana Ceballos, encargada de una frutería en la parte alta de la ciudad de San Cristóbal, asegura que los clientes suelen llevar un poquito de cada producto. Asegura que "no todos tienen acceso a los precios", pero al ser "productos de primera necesidad", los clientes siguen llevando "un poquito de todo". 

Las frutas infaltables

En recorrido por diversas fruterías de la localidad, LA PRENSA del Táchira pudo conocer que entre las frutas más vendidas figuran los cambures, las manzanas, las peras, las uvas, los duraznos y las mandarinas

"Por lo general lo que más sale son los cambures, lechosas, patilla, durazno y uva importada", asegura Ana Ceballos, quien añade que, a pesar de la cuarentena, se ha mantenido la importación de estos productos, no solo desde Colombia, sino de otras regiones de América Latina como Chile. 

El precio de la fruta criolla puede variar entre los 2000 y hasta los 8000 pesos por kilo, dependiendo de la fruta, mientras que la  importada de Colombia puede tener un valor de entre 3000 y 5000 pesos por unidad, como es el caso de manzanas y peras. 

Gasolina impacta precios 

Al conversar con los dueños de los puestos,  todos estuvieron de acuerdo al señalar que la razón para la actual alza de los costos de los productos se debe, en mayor grado, a la escasez de combustible en la región, lo que ha producido un aumento de los precios de hasta el 100%.  

Jhonny Ramírez tiene 17 años vendiendo frutas en Barrio Obrero, y asevera que "con el tema de la gasolina se complican más las cosas. A uno lo surten una vez de gasolina y tenemos que ir cuatro veces al mercado y la gasolina no alcanza". 

La mayoría de los fruteros encuestados afirmaron trabajar con el mercado mayorista de Táriba como principal distribuidor, por lo que los viajes a las afueras de la ciudad son constantes para el mantenimiento de la mercancía. 

Ramírez agregó que producto de los costos y la cuarentena las ventas han bajado mucho. "Se han puesto muy pesadas", sin embargo, comenta que gracias a su larga trayectoria en el ramo de ha hecho de una cartera de clientes recurrentes que no sólo compran fruta criolla, sino que acuden a su carreta por la fruta importada. 

"La gente necesita esto"

Zulay Torres vende frutas en un puesto en una de las calles de Barrio Obrero, tras 18 años en el ramo puede decir con certeza cómo han cambiado las cosas en el negocio. "Todo está carísimo, todo se subió. Antes pagábamos todo en bolívares y ahora todo es en pesos, todo nos lo exigen en pesos, eso de bolívar aquí ya murió", asegura. 

Sin embargo, para ella, las ventas se han mantenido, pues las frutas se convierten en alimentos indispensables en los hogares. "La gente necesita esto. Todos los días consume uno esto. Siempre uno vende algo".