Tachirense vivió un horror al regresar a su tierra desde Colombia

Eliana Millán  Montiel | La Prensa del Táchira.-. Atacado y llevado casi al borde de la muerte  por presuntos venezolanos, así regresó Aaron Omaña Morales a Venezuela. El joven de 20 años, tachirense y con una vida por delante describe lo que sintió como la peor experiencia de su vida. 

Con tan solo dos décadas de vida,  decidió migrar de Venezuela hace un tiempo,  pero la situación de la pandemia lo obligó a regresarse como los más de 50 mil venezolanos que han retornado buscando refugio en sus hogares. 

La experiencia del retorno la comenzó el 17 de mayo desde Bogotá, pero el destino, al llegar a Tunja Departamento de Boyacá, le cambió su vida para siempre. 

"Mi grupo conformado por 5 hombres y una mujer fuimos atacado por seis hombres de nacionalidad venezolana. Ellos viajaban en un grupo numeroso. Con ellos nos cruzamos una vez en el camino. Nos abordaron con la intención de robarnos,  amedrentaron y dos de ellos me sacaron de mi grupo para llevarme a otro lugar y ensañarse conmigo". 

De ahí en adelante lo que cuenta Aarón es una historia de terror. Lo hirieron en la cabeza, le iban a cortar la mano, le vaciaron un ojo,  perforaron su pulmón  y además le produjeron una herida en la cabeza que  resultó en una fractura craneal. 

"Ellos me dijeron que era mi último día que iban a matarme. Uno de ellos vociferó  que era merideño y yo era colombiano. Comenzaron a darme machetazos y golpes". 

Impulsado por salvar su vida, el joven de 20 años cuenta que se lanzó por un barranco que estaba cerca. "Corrí y llegué a una casa donde al verme cubierto de sangre notificaron a las autoridades y me llevaron a un Hospital en Tunja. En un momento perdí el conocimiento por la pérdida de sangre".

"Logré hacerme un torniquete en la herida que tenía en la espalda para frenar el sangrado. Me aferré a la vida y me llevaron al Hospital San Rafael de Tunja donde gracias a la atención que me ofrecieron pudieron salvar mi vida"- 

Luego de su recuperación fue llevado a un refugio y el 3 de julio logró reencontrarse con su familia en el municipio Guásimos donde actualmente intenta recuperarse de tan duro golpe que la vida y unos presuntos venezolanos le dieron. 

La historia no termina aquí y es hoy Aaron lucha con recuperarse en medio de la pandemia. Sus sueños y metas aún están por cumplirse. Amerita de otras intervenciones médicas para su completa recuperación. 

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Locales

Gobernadora pide "humanizar la política"

| comentarios