Estas personas viajan hacia el otro lado, en búsqueda de medicamentos, productos de mercado, repuestos para vehículo o motocicletas u otros insumos

Trocheros:Un oficio criminalizado en tiempos de pandemia

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Les han declarado la guerra, los han tildado de bioterroristas, los han señalado de contagiar a gran parte de las zonas centrales del país, pero quién hasta los momentos ha podido caracterizar ¿qué hacen?, ¿por qué lo hacen?,  ¿desde hace cuánto se dedican a este oficio? Son los trocheros, los ahora protagonistas de un oficio que por muchos años se ha mantenido en la frontera colombo venezolana. 

Durante mucho tiempo estuvieron invisibilizados ante los ojos de Venezuela, pero quienes hacen vida en la frontera y quienes un día decidieron irse del país por la vía ilegal, les conocieron de cerca. 

Conocieron sus destrezas para cargar a cuesta una o dos maletas, para cargar sobre los hombros el miedo de enfrentarse a las aguas bravías del Río Táchira en tiempo de lluvia. O quizás a una sequía que dejaba entrever su vaivén desde el portentoso Puente Simón Bolívar. 

Es el trochero, el oficio más antiguo en zona fronteriza. Son los que ayudan a cruzar los pasos ilegales a quienes deseen movilizarse entre Colombia y Venezuela. 

Para la asesora metodológica, Jacqueline González, los "trocheros" son las personas que abren caminos. La palabra está registrada en el diccionario de americanismos, perteneciente a la asociación de la Real Academia de los países hispanos.

"Este diccionario no es normativo por no ser oficial de la RAE, sin embargo, es un término que puede usarse, que no es despectivo y que es de tiempos antiguos" expresó.

De vieja data 

El Miembro del Centro de Estudios de Fronteras e Integración de la Universidad de Los Andes, Francisco Sánchez asegura que los trocheros han existido por muchos años.

Un gran número de ellos, se han dedicado a traer mercancías desde Colombia, "quienes forman parte de mafias o carteles, quienes deben pagar un porcentaje para poder ir y venir, recordando que la frontera está cerrada e implementado una serie de medidas de seguridad".

Recordó que los "migrantes forzados" decidieron retornar a Venezuela, al no contar con las condiciones para seguir viviendo en el exterior producto de la pandemia.

"Estos venezolanos deberían entrar por una vía formal como los puentes, sin embargo, el Estado representado por Nicolás Maduro les impide entrar, violándoles el derecho constitucional, pues hay veces que pueden pasar 300, otra vez más y otras veces menos" indicó.

Ante esta limitación, muchos de ellos, que no esperan del lado colombiano, quienes hasta tardan entre 15 y 20 días para poder cruzar el puente, toman como opción caminar por las vías informales.

"Por cruzar por allí es que salió ese terminó de decirles trocheros, el cual salió del Gobierno de Maduro, porque ni siquiera en la frontera se les dice así y por tanto, referirse a ellos, de ese modo está mal connotado" aseveró Sánchez.

Quienes lograr llegar a territorio venezolano y posteriormente llegar a sus estados de origen, han sido diagnosticados positivos para Covid-19, lo que ha generado una alerta entre las autoridades nacionales, quienes a su vez, los han señalado con términos despectivos, entre ellos, "bioterroristas".

"Los han criminalizados, porque los tratan de armas biológicas colombianas, que son un instrumento biológico del vecino país, donde el Gobierno hacer creer que el problema es de otro" acotó.

Para Sánchez, los connacionales deben ser recibidos sin limitaciones, donde deban ser llevados a sus ciudades de origen aplicando un cerco epidemiológico y estricta vigilancia sanitaria.

El día de un trochero

Hector Parada, de oficio administrador, y quien ahora se dedica a bachaquear mercancía a través de las trochas, comentó que la cuarentena paralizó su negocio en la ciudad de San Cristóbal, por lo cual no tuvo más remedio que viajar hacia Cúcuta para traer mercancías y así poder llevar el sustento a su hogar.

Puntualizó que en cada alcabala, debe pagar alrededor de 3 mil y 5 mil pesos, siendo la de Peracal y Capacho Viejo la mas estricta para cruzar.

"A veces es cuestión de suerte, pasas y pagas sin problema, como hay otras ocasiones donde los funcionarios no quieren recibir el dinero, te piden papeles te interrogan y te advierten que vas a quedar detenido y pasado a la fiscalía del Ministerio Público" apuntó.