Estamos perdiendo la esperanza

Silvio Pineda

Afectado

Nos sentimos engañados y burlados

Carmen Colmenares

Afectada

Nosotros seguimos esperando y nada que llega una respuesta

Yaneth Medina

Afectada

Se nos están dañando las pocas cosas que quedaron

Rosa Pinto

Afectada

Hidrosuroeste y la Alcaldía engañan en Santa Eduviges   

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- "Engañadas y burladas" se sienten familias de Santa Eduviges afectadas por la rotura del tubo matriz el pasado 22 de mayo, y es que luego de mes y medio ni la Alcaldía ni Hidrosuroeste han dado una respuesta seria a las familias. 

En solo una de las 13 viviendas afectadas se han iniciado los trabajos de recuperación y luego de 45 días solo han levantado una pared. Carmen Colmenares tiene 74 años, aseguró que se siente engañada por los entes que la han visitado, porque luego de casi dos meses no ha recibido la respuesta esperada.

"Nos dijeron que iban a colocar el techo y no han venido, la última vez que vi a los albañiles fue la semana pasada, esta semana no han venido porque se acabó el material", agregó. 

Insistió en que de los enseres no saben nada, Hidrosuroeste solo ha dicho que no tienen presupuesto para costear los electrodomésticos, porque la suma para la compra es millonaria. 

"No nos han colocado ni el techo, nos colocaron bolsas plásticas para cubrir los huecos en el machimbre, y cada vez que llueve la casa se inunda y tengo que estar limpiando", dijo. 

"Perdiendo la esperanza"

Entre las casas que mostraron pérdida total se encuentra la de Silvio Pineda, quien pierde las esperanzas de recibir respuesta por parte de las autoridades. "Aquí nos tienen engañados, abandonados y nosotros seguimos esperando".

Agregó que les dijeron que habían llegado 4 kits de vivienda, pero que llegaron incompletos, es decir les hace falta la mitad de los materiales. "Nos tienen con puras promesas y mientras tanto tenemos que dormir en casa ajena, y yo por ejemplo habilite un ladito de la casa porque necesito cuidar lo poco que quedó del taller". 

Para Pineda los días pasan y nadie da una respuesta seria a la comunidad, porque resulta que ahora no tienen materiales, no tienen presupuesto "y quienes resultamos afectados tenemos que tener paciencia y más paciencia, claro como ellos si están durmiendo cómodos en sus casas, no les importa cómo estamos durmiendo nosotros". 

Una historia similar está viviendo Yaneth Medina, ella tuvo pérdida parcial de su vivienda y sigue esperando por unas reparaciones y unos enseres que no terminan de llegar. 

"Han pasado casi dos meses luego de la rotura del tubo y aquí seguimos en las mismas condiciones, y solo nos piden que esperemos", dijo. 

Rosa Pinto ruega porque no se le terminen de dañar las pocas cosas que le quedaron luego de la inundación. "Estamos en temporada de lluvias y cada vez que llueve las cosas se mojan porque los techos no han sido reparados".

Las 16 familias que resultaron afectadas aquel 22 de mayo esperan que las autoridades se pongan la mano en el corazón y les cumplan las promesas que hicieron.  

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

 

  

Otras Noticias