Por ahora solo están trabajando los sectores que están permitidos en la flexibilización, como comida, farmacias, calzado y textil

Reina Vivas

Gerente del C.C Sambil

Muchos pediamos poder trabajar pero, por la cuarentena era imposible hacerlo

Yolmer Araujo

Trabajador de Totto

La "nueva normalidad" también llegó a los centros comerciales

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Los centros comerciales en San Cristóbal han abierto sus puertas cumpliendo medidas de protección necesarias para preservar la seguridad de clientes y empleados.

Las aperturas se desarrollaron con total normalidad bajo condiciones higienicas y sanitarias, que hicieron posible que tanto los locatarios como usuarios desarrollaran sus actividades en condiciones óptimas.

Un ejemplo de ello es el centro comercial Sambil, que tras permanecer cerrado por más de tres meses, permitió la entrada de visitantes este lunes.

Su gerente general, Reina Vivas, precisó que más del 60% de los locales abrieron sus santamarías para recibir al público, y para cumplir esto, fue dispuesto la desinfección de calzado al ingresar y limpieza de manos con gel antibacterial, toma de temperatura.

Recordó que con un horario de nueve de la mañana a cinco de la tarde, espera recuperar la actividad comercial que han perdido en los últimos 90 días.

"Por ahora solo están trabajando los sectores que están permitidos en la flexibilización, como comida, farmacias, calzado y textil" dijo.

En la feria de comida, los alimentos están siendo vendidos para llevar, por lo cual las mesas y sillas que estaban destinadas para ello, fueron retiradas.

También, personal de limpieza utiliza solución a base de hipoclorito para desinfectar barandas, botones del ascensor, entre otras áreas. No está permitido más de tres personas por local.

Tiendas de bisutería, joyas, accesorios de teléfonos, y cines, permanecen cerrados y se desconoce cuando puedan abrir, esto será de acuerdo a las medidas del Gobierno nacional.

Pérdidas

Yolmer Araujo, trabaja en la tienda Totto, y ve con beneplácito la apertura del centro comercial, pues el cierre les generó pérdidas.

"Muchos pediamos poder trabajar pero, por la cuarentena era imposible hacerlo" expresó.

Las ventas se redujeron al 100%, por lo cual, espera que la empresa pueda recuperarse de esta situación.

En la entrada de cada local, mantienen un pote con gel antibacterial para que las personas que ingresan, lo usen.

Al igual que el Sambil, otros centros comerciales como El Este, Plaza, El Ángel, se han sujetado a estas medidas y mantienen los diversos controles epidemiológicos establecidos por las autoridades.