En desamparo y sin cobijo a migrantes se le vulneran los DD.HH

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- El represamiento de venezolanos retornados en el sector de La Parada en Villa del Rosario, ha generado unas condiciones de insalubridad y desamparo que no están siendo tomadas en cuenta por el Gobierno nacional, ante lo cual se está incurriendo en una grave falta a los Derechos Humanos de estos connacionales. 

Ramón Rodríguez, miembro de la ONG Empresarios e Industriales en Frontera, rechazó las medidas del Gobierno de Nicolás Maduro, al permitir solo el paso de 300 personas por el puente internacional Simón Bolívar.

"Las medidas son radicales y quienes entren con sospecha del COVID-19 son obligación del Gobierno venezolano y no colombiano" dijo.

Esta acumulación de personas genera desabrigo y desamparo  porque están ubicados en la vía pública, donde debido al calor o lluvia podría altera el sistema inmunológico a los ciudadanos, trayendo consigo ciertas enfermedades.

Indicó que el Estado, debe permitir el paso y garantizar los protocolos de seguridad para estas personas que exigen entrar al país.

Ante esta crisis, las ONG que hacen vida en Colombia, han brindado alimentos y agua potable a quienes esperan su turno en la cola.

Leonardo Manrique, Coalición por los Derechos Humanos capitulo Táchira repudió las declaraciones del presidente Nicolás Maduro quien acusa a Iván Duque de inocular con el COVID-19 a los venezolanos que retornan por el eje fronterizo.

"El Gobierno tiene una incapacidad para asumir una contingencia ante este problema. Hemos visto el hacinamiento en algunos sitios, lo que representa una violación de derechos humanos hacia los ciudadanos" expresó.

Emplazó a la comunidad internacional a prestar colaboración a los migrantes que se encuentran en los PASI, debido a las condiciones que éstos mismos presentan.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Ver más:
Otras Noticias