Dudan de la calidad de gasolina proveniente de Irán 

Agencias | La Prensa del Táchira.- El caos que se ha generado en Venezuela por el nuevo plan de abastecimiento de la gasolina ha desatado las quejas y las protestas en todo el país, tanto por las largas colas que se han generado, como por la poca calidad y el bajo rendimiento que han tenido los vehículos abastecidos con ese combustible.

Ana Uzcátegui | LA PRENSA de Lara.- 

José Toro Hardy, exdirectivo de Pdvsa, advirtió que el gobierno busca "rendir" esa gasolina y lo que está llegando a las estaciones de servicio presuntamente es de un octanaje menor a 91 y 95 octanos, por lo que no cumpliría con los estándares de calidad que requiere la flota automotor del país.

 "A mí me dicen que la gasolina que llegó de Irán es de un octanaje más alto que el que se produce aquí, porque el petróleo de Irán es muy ligero, sin azufre y por lo tanto refinarlo es muy fácil porque es de tan buena calidad que no requiere de mayor tecnología. Para rebajar el octanaje esa gasolina la mezclaron con una gasolina cruda, sin procesar y con nafta catalítica que tenían en la refinería de Amuay. El resultado fue una gasolina subestandar, que puede ocasionar un pistoneo o traqueteo en el motor que se produce al acelerar. Es lo que se maneja", declaró José Toro Hardy, expresidente de Pdvsa a LA PRENSA de Lara.

Precisó que esta información es extraoficial, porque para confirmar la calidad de ese combustible se requieren pruebas fisicoquímicas, sin embargo desde la Asamblea Nacional también han alertado que el octanaje de la gasolina que comenzaron a comercializar a nuevo precio el lunes primero de junio, es de mala calidad. Ylidio Abreu, parlamentario de Carabobo indicó que la gasolina que están vendiendo es de 87 octanos, y no de 91 o 95 que requieren los vehículos fabricados en el país.

"La llegada de la gasolina iraní a Venezuela no es un triunfo, porque evidencia el desastre en el que esta gente ha vuelto a el país. El octanaje está por debajo de lo que requiere el parque automotor nacional", aseveró el diputado a través de un video publicado el viernes en la cuenta de Twitter @AsambleaVE.

Más componentes

 Luis Hernández, director del Frente de Trabajadores Petroleros de Venezuela, explicó que la gasolina cuya materia prima es el petróleo crudo, requiere componentes como el butano, nafta, reformado, nafta catalítica, alquilatos y MTBE, para su fabricación.

"El octanaje es lo que le da la fuerza a los carros, la gasolina que llegó de Irán no pasó por ningún tipo de control de calidad, de supervisión, fue descargada y sacada rápido a la venta, sin considerar las consecuencias que podría ocasionar en la población, porque el gobierno improvisa", sostiene.

Fuentes internas de Pdvsa señalan que la gasolina que llegó de Irán podría ser de 115 octanos, y al mezclarla presuntamente se produjo una gasolina de 87 octanos según comunicó Hernández. Ese golpeteo o traqueteo que se produce en los carros después de que sus tanques de combustible son llenados con ese combustible puede ocasionar daños en el motor de los vehículos. 

Surgen hipótesis

El economista José Toro Hardy también comenta que como el gobierno no da información oficial ni de cuánta gasolina importó ni del estado real de las refinerías surgen varias hipótesis de las fallas que se han generado en algunos vehículos del país según las quejas que surgen en las redes sociales.

"En los últimos dos meses las estaciones de servicio estuvieron cerradas, los tanques de esas gasolineras pudieron acumular agua o humedad que se ligó cuando la gasolina fue descargada. Es difícil dar más detalles porque repito, se necesitaría un examen fisicoquímico para determinar la calidad de esta gasolina", refirió.

 Aproximadamente 1 millón 430 mil barriles de gasolina descargaron los barcos de Irán en Venezuela, cantidad para atender la demanda de 15 días.

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Nacionales

PROVEA: NI ELECCIONES NI CONSULTA POPULAR 

| comentarios