LA PRENSA DE LARA MANTIENE SU ESFUERZO PARA SEGUIR CIRCULANDO 

Agencias | La Prensa del Táchira.- La terrible hiperinflación que afecta al país, el costo de la materia prima y los compromisos salariales obligan a hacer un ajuste en el precio del ejemplar para mantener las operaciones. Ajustes en el precio del ejemplar debido a la insostenibilidad en los costos de la materia prima, servicios y compromisos salariales. 

Agatha Reyes | LA PRENSA de Lara

Las grandes restricciones del gobierno nacional y regional en cuanto al suministro de gasolina y materia prima, no amilanan el esfuerzo de LA PRENSA de Lara de seguir en la calle para acompañar a los larenses en su día a día y denunciar la realidad de lo que padecen un colectivo silenciado por la falta de las condiciones mínimas para poder vivir.

 Pese a la grave crisis que desde hace algún tiempo viene golpeando a las empresas del país, como es la fallas en la distribución de combustible y los constantes apagones, nos mantendremos como una ventana para que los larenses tengan un medio donde canalizar sus problemas y exigir solución a quienes por más de 20 años han tenido la responsabilidad de dar respuestas, pero que éstas llegan a cuenta gotas. 

El gobierno en su afán de mantener una sola línea informativa, ha aumentado la presión hacia los medios de comunicación independientes desde el año 2013, cuando desde el Complejo Editorial Maneiro (CEAM) comenzó el monopolio en la venta de insumos como papel, planchas y tintas, lo que llevó a que muchos directivos tomaran la trágica decisión de desistir en el mantenimiento de las empresas informativas. Y actualmente el gobierno sigue intentando silenciar voces atribuyendo la crisis a la pandemia del coronavirus o presiones externas que dice son las culpables de que Venezuela se encuentre en un caos económico y social.  

Hoy el país que vive los embates de la crisis eléctrica, también pareciera que debe soportar una especie de "apagón informativo", pues hasta finales de 2018 al menos 67 medios impresos dejaron de circular, esto según los datos ofrecidos por el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS Venezuela).

A inicios del gobierno de Nicolás Maduro en 2013, según la ONG Espacio Público, en Venezuela circulaban 134 impresos, para agosto del 2018 la cifra disminuyó a tan solo 64, para ese entonces la oferta informativa impresa se redujo entre 47% y 51% .

En la actualidad según Espacio público, Venezuela cuenta con menos de 40 medios impresos en circulación. 

 En el centro occidente del país solo dos diarios aún permanecen en la calle, LA PRENSA de Lara y Yaracuy al Día y el diario La Nación de manera intermitente, sin embargo en el caso de LA PRENSA, ha reducido su paginación en al menos tres oportunidades, adicional a eso se ha visto en la necesidad de disminuir los días de circulación a tres, mientras que Portuguesa y Falcón han quedado sin medios impresos. 

En Lara, de cinco medios impresos solo LA PRENSA ha logrado mantener su edición pese a los intentos de silenciar por parte del gobierno. El Impulso (114 años de circulación), El Informador, ambos permanecen en plataformas digitales, mientras que El Caroreño y El Diario de Lara no lograron mantenerse en funcionamiento. 

Pero este cierre inminente de medios ha ocurrido en al menos 10 entidades del país, tal es el caso de Trujillo, Apure, Carabobo, Sucre y Amazonas, estados donde no hay circulación alguna por la falta de materia prima: papel periódico, planchas de impresión y tinta, aunado a las consecuencias económicas y sociales de la crisis.

En estado Amazonas existe una notoria ausencia informativa: El Amazonense, El Autana, El Chamancito, El Delta de Amazonas y El Kiki Riki no circulan en la entidad. El estado Apure a mediados de 2018 se quedó sin los tres periódicos que informaban a la ciudadanía Visión Apureña, NotiSemana y Diario ABC.

 En Barinas se redujo este año a cero, en el caso de Cojedes, circulaba Las Noticias de Cojedes, pero cesó en mayo de 2019, mientras que El Periódico del Delta desapareció de Delta Amacuro en junio de ese mismo año.

Algunos impresos en estos estados migraron a plataformas digitales mientras que otros no lograron mantenerse.

Sin embargo los medios que han intentado sobrevivir plataformas digitales también se han visto altamente golpeados por las restricciones impuestas por Conatel, las constantes fallas en internet además de los problemas eléctricos que también influyen en ese proceso informativo.

Según Ipys los estados más afectados por fallas en los servicios de telecomunicaciones en Venezuela durante 2019 son: Apure, Mérida, Falcón, Portuguesa, Táchira, Sucre, Carabobo y Anzoátegui.

En momentos como los que atraviesa el país tanto por las consecuencias de la pandemia del coronavirus, más el caos en servicios públicos que vive el venezolano y que se afinca más en la comunidades desfavorecidas, es necesario un periodismo libre, pero más aún un espacio donde la persecución indirecta cese en todas las instancias.

Insumos se encarecen 

Además de todas las adversidades a las que ha estado sometido el venezolano y el sector empresarial se le unen el encarecimiento de la materia prima. Situación que LA PRENSA también sufre, en medio de una pandemia que ha paralizado la industria a nivel global pero que en el caso de Venezuela ha golpeado por la galopante hiperinflación que mantiene entre las cuerdas al sector productivo en el país.   

El encarecimiento de la materia prima ha sido un duro golpe para los medios impresos de Venezuela, una tonelada de papel prensa lo cotiza en CEAM en 890 dólares a esto se le debe sumar el precio de tinta, papel y planchas, además de los gastos operativo y compromisos salariales con los trabajadores  

 En vista de este panorama en LA PRENSA nos vemos obligados a hacer un incremento debido a la insostenibilidad que representa la adquisición de materia prima, costo de servicios, salarios de los trabajadores, lo que apenas cubre una mínima parte para que el diario atienda sus necesidades, sin embargo seguimos en pie, a pesar del desafío que representa hacer un periódico en una Venezuela sumergida en un proceso hiperinflacionario, pero más grave aún, donde quienes están en el poder temen a las voces libres.

Y es que LA PRENSA es actualmente uno de los pocos medios que aún mantienen su edición impresa en circulación y, seguimos sorteando haciendo un esfuerzo extraordinario para no dejar ser la voz de quienes no son escuchados. 

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias