Sectores productivos de la frontera piden flexibilización

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Una flexibilización para los sectores productivos que hacen vida en los municipios fronterizos exigen comerciantes, ante la continuidad de toque de queda en Bolívar, Pedro María Ureña y García de Hevia.

Wladimir Tovar, coordinador de Asuntos Fronterizos y Comercio Exterior de Fedecámaras Táchira, señaló que es necesario que el Gobierno de forma gradual reinicie las labores de algunas actividades comerciales para generar ingresos económicos.

"Se requiere que estos empresarios puedan generar empleo, teniendo que esta situación es la más sensible y difícil y que está afectando a la población de estas localidades" dijo.

Indicó que los ciudadanos demandan poder trabajar y obtener dinero para cubrir sus necesidades básicas y las de sus hogares, más aún en medio de la pandemia por el COVID-19.

 "El Gobierno nacional debe sensibilizar las medidas hacia la frontera y tratar que progresivamente se activen ciertas áreas como se han hecho en otros estados y así el eje fronterizo pueda recuperarse de la crisis en la cual se encuentra" apuntó.

Además de ello, considero que un corto periodo de tiempo, deben abrirse los puentes internacionales bajo las condiciones sanitarias y bioseguridad necesarias.

"Sabemos que hay focos detectados en ambos lados de frontera, pero, debemos tomar en cuenta que habiendo las medidas sanitarias adecuadas podemos activar el comercio bilateral el cual es fundamental para cumplir con la demanda de productos e insumos en ambos países" expresó.

Reducción de ventas

William Roa, presidente de la Cámara de Comercio de García de Hevia, denunció que más del 80% de las actividades en esta jurisdicción se encuentran afectadas.

"Nos bajaron el horario hasta las dos, y quedó jueves y domingo como libres, es decir, todo mundo paralizado en La Fría" señaló.

Indicó que a la problemática se suma la carencia de servicios públicos, pues los cortes eléctricos y fallas en internet, limitan el desarrollo de las compras y ventas en los negocios.

"No tenemos luz en el horario laboral, el internet se cae, y por tanto estamos muy seriamente afectados con esta situación" apuntó.

Destacó Roa, que los únicos beneficiados son los vendedores informales, quienes proliferaron en medio de la cuarentena con la venta de productos colombianos y venezolanos, bajo la complacencia del alcalde Willington Vivas.

"En casi todas las calles está minado de buhoneros, y esto ha disminuido las ventas en abastos y mercados" agregó.

Por tanto, desde la Cámara de Comercio de García de Hevia se solicita al Ejecutivo el poder trabajar de lunes a sábado en un horario comprendido entre ocho de la mañana a cuatro de la tarde.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias