Tenemos 7 años esperando por una vivienda

Ingrid Jaimes

Refugiada de la Barrio Sucre

Hemos sido olvidados por todas las autoridades

Libio Contreras

Refugiado de la Unidad Vecinal

Refugiados sobreviven tras olvido del Gobierno 

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- Alrededor de 15 familias ubicadas en los cuatros refugios del Táchira padecen el olvido de los entes municipales, regionales y nacionales. "Nadie se acuerda de nosotros", dijo uno de ellos mientras recorría la cancha donde le ha tocado vivir por más de cinco años.

En el refugio de la Unidad Vecinal, del Barrio El Río, Barrio Sucre y El Mirador se repite la misma historia. Familias compuestas por decenas de niños que han sido abandonados a su suerte y que en medio de la cuarentena difícilmente pueden comer. 

Las condiciones en que han tenido que sobrevivir por largos años son totalmente inhumanas. Las carpas de Protección Civil se han convertido en sus habitaciones, allí reposan las noches de frío luchando contra zancudos, goteras y la humedad.

"Vivimos de la caridad"

Las dos familias ubicadas en la cancha de Barrio Sucre, tienen siete años esperando por una vivienda. Ingrid Jaimes, tiene 4 niños y es una de las damnificadas del edificio de la 5ta Avenida de San Cristóbal.

"Nadie volvió a visitar los refugios, no hemos visto ni la Gobernadora ni el protectorado, nadie se pasa por aquí, nadie se acuerda de los refugiados y aquí se nos sigue pasando el tiempo", agregó. 

Comentó que ha hecho varias visitas a Inavih y hasta la fecha no ha obtenido respuesta. "Nos dicen que tengamos paciencia y han pasado ya 7 años en eso".

Dijo que ni siquiera les visitan para llevarles jornadas médicas como lo hacían antes, solo espera que en algún momento puedan salir de allí. "Antes de la cuarentena salía y limpiaba casas, ahora vivo de la caridad de algunos vecinos".

"Olvidados"

En el refugio de la Unidad Vecinal, también está ubicado en una cancha allí hay tres familias esperando por una solución desde hace cinco años. 

El joven Libio Contreras, ve pasar sus días entre las cuatro carpas que están armadas dentro de lo que una vez fue la cancha de la zona. Él viene del municipio Fernández Feo, perdió su casa en el deslizamiento que hubo en el 2015, y desde entonces espera junto a su padre por una solución. 

"Aquí nadie ha venido a ver cómo estamos, a censarnos para darnos casa, nosotros hemos ido a Inavih y nos piden esperar. Ningún ente gubernamental visita los refugios, se olvidaron de nosotros", añadió. 

La más larga estadía 

Una de las estadías más largas en los refugios la tienen las seis familias del Barrio El Río. Una de ellas cuenta 11 años esperando por una solución. En el lugar se hospedan al menos 15 niños y a pesar de ello las autoridades no se han pasado por el lugar.

Rolando Ibarra, padre de 4 niños aseguró que tiene 11 años esperando por una vivienda. Trabaja en lo que sea para poder llevar la comida a la mesa. 

"Yo le meto a lo que sea, limpio terrenos, pinto casas, hago lo que sea, para comprar algo para comer. Pero es muy difícil en medio de la pandemia", añadió. 

Dijo que ha acudido a diferentes entes intentando conseguir una casa para finalmente salir de los refugios pero no ha obtenido respuesta. "Me dijeron que me va a salir una casa en La Fría, tengo mucha fe que será así".

El escenario se repite en el refugio de El Mirador, vía Capacho donde 4 familias viven el abandono de las autoridades, resignados a esperar por años una solución.