La pedofilia no tiene un origen saludable, no puede ser una orientación sexual

Alfonso Amaya

Psicólogo y sexólogo

Estas son cosas del demonio

Mireya Mantilla

Habitante de SC

Esas cosas no se pueden permitir

Carmen Méndez

Habitante de SC

Esto es fin de mundo, inaceptable

Esperanza Mantilla

Habitante de SC

Sería "aberrante" avalar la pedofilia como orientación sexual 

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- Ante la campaña emprendida por un movimiento social en las redes sociales que busca avalar la pedofilia como una orientación sexual, diferentes voces de la sociedad se han puesto de pie para rechazar contundentemente tal posibilidad.

Es así como la Asociación Civil Venezuela Igualitaria rechazó en primera instancia la pretensión de vincular la pedofilia a la comunidad LGBTIQ, pues esta y la pederastia son delitos que atentan contra el bien jurídico de la libertad sexual del menor. 

Richell Briceño, representante de la asociación comentó que la pedofilia no es una orientación sexual y jamas será reconocida como parte de la comunidad LGBTIQ. 

Destacó que desde la asociación se emitió un comunicado donde se dejó claro que no se pueden sostener alianzas con ninguna propuesta que suponga violencia física, afectiva, emocional o psicológica hacia ninguna persona. 

Asimismo exhortan a los colegios de medicina y psicología a ofrecer ayuda a las personas con este trastorno y a las autoridades nacionales a implementar una campaña preventiva que alerte a la sociedad respecto a los diferentes modus operandi de las personas que incurren en delitos de pederastia.

"Cosas del demonio"

También la sociedad civil fue consultada sobre la posibilidad de avalar la pedofilia como algo natural, a lo que se negaron rotundamente. Mireya Mantilla, abuela de dos niños, fue enfática al decir que estás son "cosas del demonio", pues bajo ningún concepto se puede aceptar que se agredan a los niños.

Carmen Méndez, comentó que no se puede permitir que estás cosas pasen en el mundo. "Los niños se deben proteger, no se puede pensar que puedan ser objeto de este tipo de agresiones".

Para Mendez este tipo de cosas son las que se deben frenar una vez salgan a la luz pública, porque se está agrediendo a los pequeños de la casa y "los niños son sagrados".

Esperanza Mantilla, es madre de una pequeña y aseguró sentirse amenazada por informaciones como esas. "Yo no puedo creer que esto este pasando en el mundo, fin de mundo". 

Desorden patológico 

El psicólogo y sexólogo tachirense Alfonso Amaya aseguró que la pedofilia es un desorden patológico y bajo ninguna circunstancia se puede justificar.

El sexólogo explicó que este movimiento social se basa en la idea de que el amor es libre, y si se siente amor por un niño, existe el derecho de expresarlo.

Para Amaya considerar sentir este tipo de atracción por un niño como algo natural es tanto como decir que si hay atracción por un niño puedo tener relaciones con él, como si este fuera un objeto de deseo como un adulto, donde hay simetría. 

"Aquí entramos en el terreno legal, porque yo hasta qué punto me siento con el derecho de violentar a un niño o no, y estaríamos entrando en lo que llamamos las fobias de odio y en estas hay una muy específica llamada misopedia o pedofobia, que es el odio a los niños", dijo. 

Origen no saludable

El experto mencionó que en su experiencia clínica cuando un ser humano adulto comienza a sentir atracción por un niño es por dos razones: hay un antecedente de abuso y se repite compulsivamente son personas adultas que tienen mucho tiempo sin tener relaciones sexuales con adultos y empiezan a tener fantasías con niños cercanos. 

Aseguró que en ninguno de estos casos, se puede decir que es un afecto que nace de forma natural. "Decir que la atracción que siente un adulto por un niño que nace de situaciones patológicas sea algo normal, es como decir que es normal que las mujeres que sean maltratadas tienen derecho a cortar el pene a sus maridos".

Comentó que este tipo de atracciones no son salutogénicas, porque nacen de patologías, no tienen un origen saludable. Incluso, los conocimientos científicos que se tiene sobre su origen no indican que sea una orientación sexual.

"El 25% de las personas abusadas sexualmente tienden a repetir los patrones de atracción, por lo tanto no tiene el mismo origen que una atracción heterosexual, bisexual u homosexual. Lo que más impide lo de orientación sexual es el criterio de asimetría, es decir, hay una gran diferencia en el manejo del poder y de la compresión del erotismo", dijo.  

Movimiento peligroso

"Lo peligroso de que nazca un movimiento como este que quiera favorecer la atracción de adultos por niños, niñas y adolescentes es que se intenta avalar las situaciones de prostitución infantil, de pornografía infantil, incestos entre adultos y niños, creando un precedente muy peligroso para otros movimientos sociales donde está implícito la justificación de la violencia", dijo. 

Para Amaya es demasiado sospechoso que este movimiento surja en un momento donde se está descubriendo tantos casos de abusos sexuales a niños en manos de miembros de iglesias de diferentes religiones.

Insistió en que sí estos movimientos persisten con el apoyo de grupos económicos y no tienen resistencia, es posible que logren su cometido, pero por ahora el hecho llamativo es que existen.  

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias