Han venido todos y esperamos que cumplan sus promesas

Martín Arias

Afectado

Tenemos fe en que nos van ayudar

Sair Zavala

Afectada

Entre todos nos ayudamos

Franklin Montilva

Afectado

Angustia e incertidumbre rodea a familias de Santa Eduviges 

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- A cinco días de la explosión del tubo matriz en el sector Santa Eduviges de Táriba, la angustia y la incertidumbre se adueñan de las 16 familias que resultaron afectadas. 

Las 88 personas que perdieron su hogar luego de que el tubo de 40 pulgadas hiciera explosión el viernes pasado, solo esperan que las promesas de los entes municipales y nacionales se concreten a la brevedad. "Todos han venido a tomar nota, esperamos que cumplan", dijeron. 

Martín Arias, padre de dos pequeños, se mostró muy cansado y afligido y manifestó que en cuestión de minutos lo perdió todo. Su vivienda es una de las 6 calificadas con pérdida total. 

"El lunes vino la alcaldía y tomó nota para hacer el levantamiento de la vivienda, y el martes vino Hidrosuroeste a censar la cantidad de equipos que se perdieron. Hasta no ver, no podemos creer. Todos conocemos cómo son las promesas de los gobiernos, sin embargo estamos esperando", añadió. 

Arias está resguardándose en casa de su suegra junto a su esposa y sus dos hijos. "Luego de tener mi casa y mis cosas, ahora estoy arrimado con mi mujer y mis hijos, es muy duro comenzar de nuevo en medio de esta situación".

"Lo perdimos todo"

Una historia similar están viviendo Sair Zavala y Dexi Medina, ambas afectadas con la explosión. Zavala perdió su casa, duerme en casa de Medina, que por lo menos tiene un techo donde resguardarse.

Ambas perdieron todos sus enseres, incluso han tenido problemas para conseguir colchones, "todos se echaron perder luego de la inundación, estamos durmiendo sobre resortes que es lo que quedó de ellos".

Para estas madres de familia, la incertidumbre se ha adueñado de sus días, porque no saben qué va a pasar con sus familias. "Sí han venido a censarnos y visitarnos, y tenemos fe en que sí nos van ayudar, pero igual nos angustia cuanto tiempo vamos a estar así".

Solidaridad vecinal 

La tragedia que sacudió las veredas 3 y 4 de Santa Eduviges el pasado viernes, afloró en la comunidad una solidaridad digna de destacar.

Vecinos, iglesia y la empresa privada del sector, se abocaron a ayudar a las familias que lo perdieron todo. Franklin Montilva, residente del sector cuya vivienda tuvo afectaciones menores, comentó que la comunidad no solo les garantiza el almuerzo y la cena a las familias afectadas, también les ofrece abrigo.

Montilva contó que adecuó su casa para recibir a algunas familias afectadas y entre todos cada día aportan para que se les haga el almuerzo y la cena.

Con ayuda de la alcaldía, toda la comunidad y la empresa privada, Johana y Carmen, hacen cada día el hervido o el arroz con pollo para poder alimentar a quienes así lo requieren.  

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook  La Prensa del Táchira

Otras Noticias