Pandemia no atrasa educación de niños venezolanos 

Agencias | La Prensa del Táchira.- El río Táchira vio pasar silencioso hacia Ureña las cajas con las guías de estudios de los 120 niños venezolanos del colegio Simón Bolívar, situado en Cúcuta. Cuatro padres de familia, líderes de cada una de las sedes, cruzaron las aguas de su cauce hasta El Escobal para recoger el material.

Sin titubear el rector Jesús Maldonado Serrano con el apoyo de los padres decidió dar un paso adelante y con el personal docente preparó el material didáctico para los alumnos que viven del lado venezolano, para que no se retrasaran y fueran al mismo ritmo que el resto de los estudiantes del colegio.

Según la nota publicada por el diario laopinión.com.co, fue creada toda una red logística por medio de grupos por WhatsApp. Una vez las cajas estaban en suelo venezolano eran entregadas a los padres líderes de cada grado y estos a su vez hacen la entrega a los representantes de cada niño.

Los padres y las madres de Ureña son muy organizados y están interesados en la educación de sus niños, eso es un punto a favor del proceso de enseñanza", dijo el rector.

El cierre de los puentes fronterizos, así como la suspensión de las clases como medidas de prevención por el coronavirus impidió toda comunicación personal para estos estudiantes migrantes con su colegio.

La institución preparó el material con anticipación porque sabía que los niños venezolanos no podrían trabajar a través del uso de las tecnologías de la información por las recurrentes fallas eléctricas y de conexión del vecino país.

El consejo directivo aprobó la medida y con esfuerzo los docentes prepararon cada uno de los contenidos durante las dos semanas de desarrollo institucional, en marzo.

"Sacamos las copias y las organizamos por área de trabajo y por grado para que las recibieran ordenadamente. Acá dos mototaxistas llevaban el material hasta donde estaban los papitos para hacer el recorrido más llevadero", contó el rector, que tiene a su cargo 2.200 estudiantes.

"Los papitos han logrado que las guías lleguen hasta poblados como Capacho y el Palotal, todo con el interés de que los niños estudien", resaltó.

Así ocurrió dos veces, antes de que se abriera el canal humanitario por el puente internacional Francisco de Paula Santander para hacer la entrega oficial del material, a través de las directrices de la Secretaría Municipal de Educación.

Explica que las guías han tenido ajustes pertinentes según avanza el proceso de enseñanza bajo esta modalidad. "Se organiza cada material por cada sede, luego por grado y por niño que recibe su paquete de guías para él ya separadas y ordenadas", detalló Maldonado.

El empuje de la institución educativa obedece a que reconocen todos los esfuerzos que diariamente hacen los niños venezolanos para atravesar la frontera y venir a estudiar a Colombia.

 "Nosotros en el colegio estamos realizando un trabajo desde que se cerró el puente en el 2015, porque lo importante es mejorar el proceso de acompañamiento para estos estudiantes durante este tiempo, por eso nos apropiamos de esta responsabilidad para que los niños no pararan y recibieran sus guías de estudio", refirió.

La maestra Esmeralda Ramírez del colegio Simón Bolívar manifestó que la importancia de hacer llegar las guías a tiempo es debido a que muchos alumnos que viven del lado venezolano no tienen computador y, en algunos casos, ni siquiera un celular.

"Ellos están trabajando de forma ordenada a través del material, y es vital para que los niños no se queden sin escolaridad, que es lo que nosotros no queremos", dijo.

Con información de la opinión.com

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Frontera

Colombia tiene nuevo récord de contagios

| comentarios