Alexis Bustamante cumple un año preso en Ramo Verde

Nelson Altuve P | La Prensa del Táchira.- 365 días tienen sin ver a Alexis Bustamante, su madre, esposa e hijos y demás familiares. Hace un año, un 17 de mayo del 2019, fue detenido por parte de funcionarios de uno de los cuerpos de seguridad del régimen de Nicolás Maduro.

Así lo denunciaron activista de los derechos Humanos de la ONG FundaRedes, de la cual Alexis Bustamante era miembro activo, en el capítulo Zulia, entidad donde había fijado su lugar de residencia junto a su familia.

¿Quién es Alexis Bustamante? Es un joven profesional nacido en el Táchira, de apenas 33 años de edad, formado como docente en la Universidad Católica del Táchira y declarado defensor de Derechos Humanos, se había radicado en Maracaibo, donde residía con su esposa y sus dos pequeños hijos.

El 17 de mayo del año pasado mientras se encontraba en San Antonio del Táchira con rumbo a Cúcuta para comprar medicinas y alimentos se produjo su desaparición. Sus colegas aseguran que fue "secuestrado" por funcionarios de la DGCIM de forma arbitraria.

Aunque su familia denunció la desaparición de Bustamante ante el Ministerio Publico no obtuvieron respuesta alguna y allí empezó su calvario. Lo buscaron por varios meses en centros hospitalarios, cárceles y hasta morgues, pero todo era un misterio. Ningún funcionario daba información al respecto.

Mientras eso ocurría, Bustamante había sido llevado a Ramo Verde el mismo día de su desaparición y presentado en fecha del 21 de mayo ante un tribunal militar de Caracas, siendo obligado a tener defensor público, mientras se le negaba cualquier tipo de comunicación con su familia y a tener un abogado defensor de confianza.

Para FundaRedes esto configura una arbitrariedad, porque al estar detenido en cuerpo policial se negó la información a la familia , siendo esto considerado como trato cruel e inhumano, por la desesperada búsqueda que familiares amigos y colegas hicieron durante largo tiempo.

La crítica situación que vive el país y los gastos en que ha incurrido la familia para saber del paradero de Bustamante mermó las condiciones económicas de sus familiares, que luego de en un año no han logrado visitarlo en la cárcel mirandina, por lo que desconocen de su estado de salud. 

Ni su señora madre ni su esposa han podido viajar, menos ahora que la situación de la pandemia empeoró la crisis en Venezuela. Su familia dice que a Bustamante le niegan la comunicación telefónica con su madre que esta delicada de salud, mientras activistas de FundaRedes aseguran que no le permiten salir a recibir sol.

"En el caso de Bustamante no se cumple el debido proceso. Aunque la CIDH dictó medidas cautelares para su libertad por razones políticas, los organismos no han procedido a cumplir la medida". Agregan.

Consideran que el activista de los DD.HH sobrevive en condiciones infrahumanas al negarle derechos esenciales como tener un libro, fotos de algún familiar, reuniones con sus abogados, sobre todo esta última ya el gobierno le impone un defensor público.

Para el momento de su arbitraria detención Alexis Bustamante se encontraba realizando una maestría y cursaba estudios de doctorado, no presentaba antecedentes penales ni legales, considerado por su familia como un hombre honorable, buen padre de familia.

En Funda Redes consideran que con la detención de Bustamante el gobierno intenta enviar un mensaje para criminalizar el ejercicio de la defensa de los derechos humanos, evidenciando con este tipo de actos las desapariciones forzadas como actos propios de regímenes autoritarios.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias