Por la pandemia iniciamos, con tres niños, quienes deben cumplir con las medidas de higiene

Ingrid Hormiga

Docente

No tengo miedo de tener los niños por el coronavirus, lo importante es enseñar y ayudarlos

Liseth Hernández

Docente

En mi casa tengo población de alto riesgo

Carmen Contreras

Docente

Exceso de actividades escolares reactiva tareas dirigidas

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- El exceso de actividades escolares y la poca paciencia a la hora de enseñar por parte de padres y representantes, han obligado a que se reactive las conocidas "tareas dirigidas" en la región.

Con un horario de no más de tres horas, aquellos docentes que se dedican a esta labor, reciben a los pequeños de la casa para orientarlos y ayudarlos en la realización de las asignaciones enviadas por sus profesores vía on line.

Las fallas en los servicios de luz e internet, hacen que se retrase la entrega de los contenidos a los docentes establecidos en la programación escolar, lo que se suma a la problemática. 

La educadora Ingrid Hormiga, contó que por la cuarentena, suspendió las actividades que venía desarrollando con alrededor de 14 niños, en un turno de dos a cuatro de la tarde, de lunes a jueves, por un monto de 40 mil pesos al mes.

Pero, transcurrido ya un mes, se vio obligada a retomar este trabajo, ya que necesita obtener ingresos para la compra de alimentos para su hogar.

"Por la pandemia iniciamos, con tres niños, quienes deben cumplir con las medidas de higiene, como el uso de tapabocas y venir con acompañados de un pote de gel antibacterial" dijo.

La desesperación de algunos padres sobre la complejidad de algunas tareas, la motivó a recibir a los pequeños, pues vía telefónica o física, los representantes insistían en que les ayudara con las actividades.

"Tenemos audios donde expresan que ya no soportan más, eso no lo entiendo, incluso dan golpes a los niños, y por eso decidimos retomar las clases" expresó.

Reconoció que en algunas instituciones educativas, los profesores envían muchas actividades que cuando acudían a las aulas de clase.

"Muchos padres no tienen la pedagogía para manejar a los niños" aseveró.

En el tiempo en el que no daba tareas dirigidas optó por vender productos genéricos, sin embargo, estos insumos no son prioridad para la colectividad como lo es la comida.

La docente Liseth Hernández, cuenta con ocho niños, quienes acudían a diario para ayudarles con las actividades, pero, producto de una cirugía, tuvo que suspender temporalmente esta labor.

"No suspendí por la cuarentena, solo por mi enfermedad, estoy esperando salir de esto para recibirlos, pues varias mamás han venido a preguntarme qué cuando voy a comenzar a atender" apuntó.

Detalló que algunos representantes no tienen conocimiento para educar, siendo la lectura y escritura lo más difícil de enseñar a los niños.

"No tengo miedo de tener los niños por el coronavirus, lo importante es enseñar y ayudarlos" expresó.

Prevención 

La docente Carmen Contreras, señaló que por medida de prevención decidió no dar más clases a los seis niños que recibía a diario en su hogar.

"En mi casa tengo población de alto riesgo, y no sé qué contacto tengan los niños con los que trabajo" dijo.

Su especialidad es dificultad de aprendizaje y pese a ello, considera que hasta tanto no merme la cuarentena, no volverá a recibir a los seis niños que tiene en su matrícula.

No obstante, mostró su preocupación al no tener los estudiantes en su vivienda, pues está al tanto, que escuelas y colegios desbordan con actividades a los más pequeños, generando desesperación en los padres.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias