Duramos más tiempo sin luz que con luz

Yesi Contreras

Ama de Casa

Buscamos tener una llave de acceso para tratar de sacar a las personas que se quedan en el ascensor

Miller Chacón

Comerciante

Tengo a mi mamá enferma, y me es difícil llevarla al médico porque me da temor que nos quedemos encerradas en el ascensor

Grazziely Bastardo

Comunicadora Social

Se volvió una tragedia vivir en edificios

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Las fallas de luz y agua mantienen en zozobra a quienes habitan en edificios en San Cristóbal, ya que califican como una verdadera "tragedia" el vivir en estas estructuras de hasta 10 pisos.

Y es que los constantes fluctuaciones  eléctrica han hecho que los vecinos no quieran usar los ascensores, por temor a quedarse atrapados en medio de los apagones.

En la ciudad, pocos son los edificios que cuentan con planta eléctrica, por lo cual, aquellas estructuras que no tienen este aparato electrónico, obligan a sus residentes a usar las escaleras para llegar a sus hogares.

Nelida de Colmenares, ama de casa, reside en el piso 10, y afirma que evita salir de su hogar, pues le queda cuesta arriba subir tantas escaleras para llegar a su apartamento.

"Muchos vecinos nos hemos quedado atrapados en medio del ascensor y nos toca ayudarnos entre todos" dijo.

A esto se suma que "la falta de luz, afecta que no bombee agua a los pisos más altos del edificio y si no tenemos suficiente agua no hay higiene, no hay salud".

Yesi Contreras, ama de casa, vive en un piso cuarto piso. Mostró su preocupación ya que en su sector, el fluido eléctrico es suspendido hasta por 18 horas, y donde hasta ahora, no se cumple el cronograma de racionamiento de Corpoelec.

"Duramos más tiempo sin luz que con luz, afectando el agua, pues si no hay luz, no prende la bomba y por tanto no sube agua a los apartamentos" expresó.

Dijo que en las residencias, habitan muchas personas de la tercera de edad, quienes son las primeras afectadas, ya que están solas y no tienen quienes les colaboren.

"Es muy difícil vivir como estamos viviendo aquí, por ejemplo, en mi torre, siempre hay alguien que se queda en el ascensor porque se confía que llegó la luz, se montan y luego quedan encerrados" aseveró.

Ayudas entre vecinos

El comerciante Miller Chacón, precisó que su edificio no cuenta con conserje, motivo por el cual los vecinos se han visto obligados aprender a maniobrar los aparatos del cuarto de máquinas para solucionar alguna falla.

"Buscamos tener una llave de acceso para tratar de sacar a las personas que se quedan en el ascensor y evitar llamar a los bomberos para que nos ayuden" acotó.

Resaltó que la falta de gas es otro problema, pues cuando el camión no asiste a las torres, deben optar por cocinas eléctricas, sin embargo, su uso no factible, ya que en la región, los ciudadanos desconocen cuándo van a cortar la luz.

Grazziely Bastardo, resaltó que "vivir en un edificio es terrible", enfatizando que en estos lugares no se garantizan los servicios públicos a los residentes.

"Tengo a mi mamá enferma, y me es difícil llevarla al médico porque me da temor que nos quedemos encerradas en el ascensor, y bajarla por las escaleras no sería una buena opción".

También, destacó que subir un mercado por las escaleras es agotador, donde se evidencian personas mayores haciendo grandes esfuerzos para subir bolsas con bastante peso.

La rutina de quienes habitan en edificios cambió radicalmente producto de los apagones, quienes deben buscar la forma de lidiar con esta crisis, por lo cual, exigen que pronto cesen los cortes de electricidad y disminuya el racionamiento de agua potable.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias