Si antes comprábamos 50 paquetes, hoy día, trabajamos con 10 paquetes

Karina Capacho

Comerciante

Ahorita lo que medio se gana es para comida

Carmen Molina

Comerciante

Se ha visto movimiento de gente, quienes preguntan y miran

Aura Castro

Comerciante

Falta de combustible incrementa precio de las flores

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.-La crisis no perdona a quienes se dedican a la venta de flores en el estado Táchira, ya que producto de la escasez de combustible los precios de este producto se incrementaron el doble, en medio de la cuarentena.

Las floristerías y vendedores en la calles se las han visto negras, a tal punto que han tenido que mermar la compra, pues el número de clientes se han disminuido, dándole prioridad a la comida más que a un ramillete de flores.

Karina Capacho, comentó que el material es traído de la localidad de Bailadores, en el estado Mérida y del Páramo del Zumbador, pero, los proveedores subieron las tarifas al tener que pagar hasta 120 mil pesos por una pimpina de gasolina.

"Ellos nos traen rosas, y follaje amarillo o verde, es decir, todo lo que se le coloca a los ramos" dijo.

El cierre de frontera ha impedido el ingreso de calas, lirios, gerveras, entre otro tipo de flores, así como la compra de peluches, chocolatería y papel que es usado para la elaboración de los arreglos florales.

Menos mercancía 

Como comerciante, precisó que la compra de flores mermó en más del 80 por ciento, pues "si antes comprábamos 50 paquetes, hoy día, trabajamos con 10 paquetes".

Un paquete de rosas, de 24 unidades, tenía un costo de 7 mil pesos, y ahora, ronda los 12 mil pesos, el follaje tenía un precio de 500 pesos y actualmente vale 2 mil pesos, los girasoles tiene un costo de 8 mil pesos.

Los arreglos florales pasaron de un costo de 25 mil pesos a 35 mil y 40 mil pesos.

Más pérdida que ganancia 

La vendedoras Carmen Molina, dijo que la cuarentena solo trajo "más pérdida que ganancia", pues las personas dejaron de invertir en flores y arreglos para utilizar el dinero en la compra de alimentos.

"Ahorita lo que medio se gana es para comida, y pagar alquileres para más nada" apuntó.

Dijo que los cortes de luz han afectado el tiempo de vida de los flores, pues éstas requieren refrigeración para que perduren al menos ocho días.

"La falta de luz afecta el proceso de vida y pues se han echado a perder y toca botarlas, por eso ahora solo compro una cuarta parte de lo que antes compraba" acotó.

Movimiento 

Durante muchos años, Aura Castro, se ha dedicado a la venta de flores y arreglos, pero, espera que pese a la pandemia, este domingo, día de las madres, se concreten varias ventas.

"Se ha visto movimiento de gente, quienes preguntan y miran, pero, el domingo será cuando nos demos cuenta sí el día va estar bueno o no" añadió.

La venta de arreglos ya no se hace como en épocas anteriores, la crisis económica redujo que las personas evitaran estas compras.

"Esperamos que el sábado y el domingo se hagan ventas, y salgamos de la mercancía que hay, pues ya no compro como antes, todo es de a poquito" agregó.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias