Trabajamos sin la indumentaria adecuada

Luis Leal

Trabajador de Saneamiento Ambiental

Corremos un riesgo importante todos los días

Miguel Pineda

Trabajador de Saneamiento Ambiental

No hallan que hacer con los desechos del Hospital

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- Una vez más la recolección de los desechos del Hospital Central de San Cristóbal se convierte en un peligro para quienes hacen vida en el lugar. En varias oportunidades el primer centro asistencial de la entidad se ha visto abarrotado de los mismos.

Olores nauseabundos se han apoderado del "túnel" donde se encuentra el contenedor dispuesto para la recolección del material descartable que es utilizado en todos los pisos del hospital.

Jeringas, sondas, agujas, pañales, batas de médicos así como un sinfín de material desechable, se puede apreciar a simple vista sin que el personal tenga ningún tipo de indumentaria para el manejo y almacenaje de los mismos.

"Son inhumanas las condiciones en las que trabajamos aquí, no hay guantes y de paso hay que rogar para que nos doten", comentó Miguel pineda, uno de los dos trabajadores con el que cuenta el departamento de Saneamiento Ambiental del Hospital central.

Destacó que en el centro de salud se tiene que trabajar con lo que hay y cada vez es más duro porque el trabajo se incrementa, "lo peor es la falta de seguridad para nosotros, la semana pasada me pinche con una aguja y que respondieron los jefes, tranquilo que la antitetánica dura un año", añadió Pineda.

Sin camión

El problema ha aumentado en los últimos días, pues el camión recolector del centro hospitalario está cargado de desechos orgánicos (placentas, restos de piel u órganos de cirugías) y es imposible desocuparlo en estos momentos. 

Cerca de dos semanas lleva el vehículo estacionado en la parte posterior del hospital, debido a la problemática que se presentó en el vertedero del municipio Torbes y la imposibilidad de enterrar los restos orgánicos en una fosa común del cementerio municipal.

"Ayer al fin el camión bajo al vertedero de San Josecito pero nada se pudo hacer para botar eso, por poco y queman el chofer con todo y carro, la gente de allá no quiere que les lleven toda esa pichera", agregó Luis Leal mientras recogía con sus manos un macro gotero lleno de sangre.

Los trabajadores pidieron a las autoridades que se les otorguen el material que necesitan para trabajar, además que solventen a la brevedad la situación de los desechos porque se hace cada vez más difícil manipularlos. "ya estamos cansados".