Para el politólogo Leandro Rodríguez si el 70-en-porciento- del país vota por Edmundo Gonzlez quedarían sin efecto las intenciones del gobierno de torpedear las elecciones

Crédito: Cortesía

Para el politólogo, Leandro Rodríguez, si el 70% del país vota por Edmundo González "quedarían sin efecto las intenciones del gobierno de torpedear las elecciones"

Rodríguez: "El enemigo del chavismo es la alta participación"

Ana Uzcátegui | La Prensa Táchira.-La amenaza de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) pueda eliminar la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) o inhabilitar al candidato, Edmundo González Urrutia, a medida que se acerque la fecha del 28 de julio está latente, según lo considera el politólogo, Leandro Rodríguez. Alega que ese escenario ha sido evaluado por la oposición democrática liderada por María Corina Machado y se tendría hasta un plan B.

"Enrique Márquez pudiera ser el prevenido al bate en caso de que se anule la candidatura de Edmundo González, y por supuesto si goza del favoritismo de Machado", afirmó.

A su criterio, aunque el presidente, Nicolás Maduro, viene incrementando su intención de voto, según señalan algunas encuestas, alega que el PSUV ya llegó a su techo. "Esa cantidad de votos no supera 25 o 30% puntos. Ese techo ya lo alcanzó el chavismo y ni siquiera se ha iniciado la campaña oficial", exclamó.

¿Qué consecuencias puede tener para la elección del 28 de julio las denuncias que ha hecho el rector principal del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Carlos Delpino, asegurando que el Poder Electoral es manejado por hilos del poder?

Probablemente la gravedad sea que se evidencia lo que ocurre, es una denuncia hecha por un rector principal, no es cualquier persona...Ahora ¿qué tanto puede afectar la reputación del CNE esto?, bueno, prácticamente en nada, en el sentido de que ya el CNE es una de las instituciones que deberían ser del Estado, pero no lo es, está bajo el control del PSUV. Es una institución que tiene un repudio social. De manera que esto lo que hace es corroborar el control del Gobierno sobre las instituciones...Tal como está la sensibilidad electoral, la sensibilidad política en el país, yo creo que los venezolanos más bien están deseosos cada vez más de poder ejercer el voto, mientras exista una candidatura que se diferencie del chavismo.

A las primarias la gente acudió a votar porque quienes dirigían la elección eran personas que gozaban de credibilidad, sin afiliación política. ¿La gente se puede movilizar a votar con un CNE que, al parecer, rompe todas las reglas institucionales?

Por supuesto que sí. Hay un buen ejemplo, 2015, lamentablemente lo que ocurrió poselectoral es otra historia. El peor enemigo del chavismo es la alta participación, porque desmonta todas las estrategias que tienen en torno al proceso electoral. Los comicios que han registrado alta abstención, las denuncias que se hacen, es que el PSUV aprovecha los puntos donde ha habido poca participación para efectuar artimañas y apoderarse del voto. Aparte, hay un diferencial enorme entre la candidatura de Edmundo González con Maduro que podemos hablar de unos 30 puntos a favor de Edmundo. Si se da una alta participación el 28 de julio que ronde el 70%, no sólo es que eso va a favorecer al candidato de la oposición, sino que también imposibilita al régimen poder hacer maniobras contra el voto.

El rector Delpino decía que el presidente del CNE, Elvis Amoroso, no tiene conocimiento en materia electoral. ¿Qué análisis hace de eso?

Las características que ha tenido el chavismo es la desprofesionalización de las instituciones y colocar figuras que forman parte del entorno de confianza de seguridad de la élite gubernamental. Por eso, Elvis Amoroso es denunciado por carecer de conocimientos en materia electoral, pero aparentemente también en materia de contraloría porque mientras era contralor general se cometieron actos contra el erario público y tampoco hizo nada.

En las últimas elecciones la abstención ronda casi un 60%. ¿Qué cambia ahora las cosas para hacer que el electorado quiera acudir masivamente a votar?

Después de que el régimen perdiera abismalmente la elección de 2015, hizo una reingeniería electoral totalmente ilegal, inconstitucional. Prácticamente es quien impone candidatos, quien impone partidos, quien impone resultados, quien impone votantes. Y bueno, en cuanto a los resultados vimos cómo la misma Smartmatic en la Constituyente de 2017, denunció que los resultados que estaban dándose no eran los que ellos manejaban. Después de esta debacle, el Gobierno se preparó y ha adelantado procesos electorales cuyos resultados no están en sintonía con el sentir del elector venezolano. Pero ¿qué ocurre esta vez?, al auge de liderazgo de María Corina Machado, que es la única figura política en el país considerada realmente opositora, enemiga del régimen y el régimen la trata como tal, el régimen no tiene complacencia con ella, no le entrega directiva de partidos ni siquiera le permite oficializar su candidatura. Aunque ella no sea candidata es la que certifica quién puede ser candidato, como pasó con Corina Yoris y ahora con Edmundo González.

¿En qué se debe cuidar la oposición cuando falta poco más de un mes para las elecciones?

Si se preserva la candidatura de Edmundo González la estrategia son muy claras, lo primero es movilizar al elector y en segundo lugar los testigos de mesas, es vital, fundamental porque esto ha sido parte de la estrategia estrella del régimen en el día de las elecciones, que no ha permitido, primero que la oposición no se había organizado como debe ser y segundo que el mismo régimen prohíbe a través de digamos de sus fuerzas externas, como puntos rojos, colectivos, etc, prohíbe que los testigos de partidos opositores asistan, se instalen, vayan a las mesas de votación. Entonces garantizar el traslado, o fomentar el traslado de los electores y cuidar los votos en las mesas electorales son las dos principales herramientas que debe considerar la oposición.

¿Qué consecuencias puede traer el no tener una observación internacional independiente?, porque hasta ahora el Centro Carter no ha confirmado si enviará una misión.

Es complejo, porque el Centro Carter ha sido cuestionado no solamente en Venezuela, sino internacionalmente porque prácticamente se inclina al mejor postor. Ahora bien, la observaciones que está propiciando el Gobierno, por supuesto son parcializadas. Hablamos de algunas organizaciones que se han creado en los últimos 20 años, comentadas incluso desde el país o digamos la izquierda Latinoamericana. Tenemos también a un sector de la ONU que está dominado por la izquierda mundial, tenemos grupos africanos que paradójicamente es el continente menos democrático del mundo. Tenemos observaciones individuales, como pudiera ser China, Rusia, etc, y también pudiéramos sospechar que va a haber representación de países no alineados con el Gobierno. Entonces ¿qué ocurre con esto?, sencillamente que el día de elecciones los aliados del Gobierno van a decir que hubo una elección transparente y los aliados de la oposición van a decir que no lo es, en caso de que se cometa alguna irregularidad.

Usted ha dicho que existe la posibilidad de que el Gobierno a medida que se acerque el día de las elecciones pueda inhabilitar a Edmundo González o eliminar la tarjeta de la MUD. ¿Ese escenario se lo ha planteado la oposición?

Por supuesto que sí, porque aunque es ilógico porque ya el CNE hizo la evaluación y la aprobación de la MUD y del candidato González Urrutia, incluso el mismo TSJ señaló que la tarjeta de la MUD era perfectamente válida, no olvidemos que ante la crisis que tiene el chavismo, que está atravesando su peor momento de popularidad y ya faltando prácticamente mes y medio para las elecciones, es muy difícil que pueda revertir, prácticamente imposible, que pueda revertir la tendencia favorable a Edmundo. Un acto desesperado en el Gobierno pudiera anular la tarjeta y anular la candidatura de Edmundo, lo cual sería catastrófico para el país y el Gobierno tendría que asumir un costo político demasiado alto.

¿Cuál sería el plan B de la oposición ante esto?

Enrique Márquez es un candidato que se está manejando muy parco, muy comedido y los estudios de opinión indican que después de Edmundo González, aunque su porcentaje de popularidad sigue siendo ínfimo, es percibido por el elector venezolano como la segunda opción opositora real. Él no es percibido como un aliado del Gobierno, como pudiera considerarse a José Brito, Benjamín Rausseo, Daniel Ceballos, entre otros. Digamos que Enrique Márquez pudiera ser el prevenido al bate en caso que se anule la candidatura de Edmundo González.

Escuchaba el fin de semana al economista, Luis Vicente León, decir que no se compara la cantidad de gente que se está viendo en las actuales movilizaciones políticas de María Corina y Nicolás Maduro, con las que se veían en 2013 con Maduro y Capriles. ¿Tiene algún sentido este tipo de comparaciones en la Venezuela que vivimos hoy?

Por supuesto que no, porque si bien es cierto que Capriles también fue vetado o censurado en algunos medios de comunicación, no se puede comparar ni remotamente estos escenarios con los del 2012-2013 con el 2024, por muchas razones: Primero, el liderazgo de María Corina Machado es un liderazgo sumamente distinto al de Henrique Capriles, María Corina Machado es una figura que hoy goza de una simpatía histórica a nivel nacional. Segundo, lo que está haciendo hoy María Corina es impresionante, a ella le trancan todas las vías, no se le permite, por ejemplo, hacer actos públicos en la avenida Bolívar o la avenida Francisco Fajardo de Caracas que es digamos zonas que pudieran permitir cuantificar la cantidad de personas, pero no hay absolutamente ninguna duda de que si se realizase se desbordaran estas avenidas. Tercero, Capriles y sus oponentes, llámese Chávez o Nicolás Maduro hablábamos de una diferencia próximamente de 10 puntos, pero ahorita en la actualidad la diferencia del candidato de María Corina Machado con Maduro son más de 30 puntos.

Encuestas respetables están diciendo que Maduro está aumentando su intención de voto, ¿cómo lo está haciendo si ni siquiera ha aumentado los sueldos?

La mejor encuesta es lo que se aprecia en las calles, las movilizaciones de María Corina Machado a nivel nacional son tumultuosas, multitudinarias, no así las del PSUV, que se ven escasas y escuálidas. El hecho de que Maduro, según declaraciones de algunos analistas, esté repuntando un poco en las encuesta, yo que he realizado estudios de opinión desde el año 1997, los resultados que me están arrojando los sondeos es que él tiene una tendencia a la baja. Ya Maduro llegó a su techo, a pesar de que no ha comenzado la campaña electoral formalmente.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Nacionales

Plan República se desplegará el 24 de julio

| comentarios