Barrios incomunicados y viviendas anegadas dejaron las lluvias 

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.-  Las fuertes precipitaciones que cayeron sobre algunos municipios del Táchira durante este viernes causó alarma en varios sectores de la capital tachirense. Habitantes de los sectores Madre Juana, Chorro El Indio, El Río, La Playa, Rafael Moreno, San Francisco y avenida Lucio Oquendo, fueron quienes más sufrieron los embates de los desbordamientos de las quebradas La Bermeja y La Carbonera y el aumento de caudal del río Torbes. 

En un recorrido hecho por el equipo de La Prensa del Táchira se pudo constatar el estado en que se encuentran estas barriadas. No hay duda que los más afectados por las precipitaciones fueron los habitantes de los barrios El Río, La Playa y Rafael Moreno, donde colapsó totalmente la única vía que tienen para movilizarse hasta sus residencias. Niños, jóvenes, adultos y ancianos, si no cuentan con moto, tienen que valerse de sus piernas para llegar hasta sus casas. 

Carlos Santana, vive en el barrio El Río y manifestó sentirse preocupado por la situación que se generó tras las lluvias. "Son al menos 60 familias las que quedamos incomunicadas y que ahora tienen que caminar a toda hora para poder salir del barrio". 

Pero además de la situación que tienen con la vía, también llevaban hasta el mediodía de este sábado al menos 20 horas sin luz. "Desde las 6 de la tarde más o menos se nos fue la luz porque se deslizó uno de los postes que nos conecta el servicio eléctrico y eso generó todo el casos. Pedimos atención, porque esto pasa por descuido": 

También José Castro, habitante del barrio Rafael Moreno, manifestó sentirse muy afectado por lo que está ocurriendo, "ahora debemos movilizarnos a pie y eso es incómodo para mucha gente, lo que si esperamos es que nos solucionen prontamente. No hay que se pueda hacer contra la naturaleza, pero si podemos ayudar a que la situación mejore". 

Vecinos del lugar mostraron su inquietud porque quienes tienen unidades de transporte público, quedaron con sus vehículos del lado contrario de la vía y es el único medio de sustento que tienen. "Esto es producto del descuido hace cuanto tiempo que viene la falla de borde, y cuanto tiempo atrás estamos pidiendo un muro de contención pero nadie le prestó atención, ahora cuando sucede esto, entonces pretenden que uno viva, no sé de qué, porque necesitamos trabajar". 

Pese a las restricciones de paso impuestas por los organismos de seguridad, los residentes del lugar pasaron cavas, una buseta y algunos carros que habían quedado en los barrios, causando molestia en representantes de Protección Civil, quienes aseveraron que no está permitido el paso de vehículos grandes porque la vía puede terminar de ceder y podría causar un tragedia. Los pobladores aseguraron que están buscando la manera de sobrevivir porque no se pueden quedar esperando por una solución. 

Afectados

La menos afectada fue la comunidad de Madre Juana, donde dos casas fueron anegadas por barro luego de que la quebrada La Bermeja se desbordara. María Dilsey Guerrero, vive en una de las viviendas afectadas junto con 5 miembros de su familia, y aseguró no haber tenido pérdidas mayores. 

"Solo se llenó la casa de barro, gracias a Dios no hubo pérdidas materiales ni humanas". Aunque no estaban en casa durante el evento, cuando fueron notificados, solo les quedó esperar a que pasará e caos. 

Contó que Protección Civil y el Gobernador estuvieron en horas de la noche del viernes en el lugar y les ayudaron a limpiar los espacios. "Dijeron que iban a ser un muro de contención para que esto no vuelva a ocurrir, uno se llena de miedo pero esperemos que todo se solucione". 

Las calles del sector lucían colmadas de barro y se observaron las cuadrillas de la Alcaldía haciendo la limpieza correspondiente. También se pudo observar el daño que hicieron las aguas tras las lluvias de este viernes, lo que requiere atención urgente por parte de las autoridades.

Viviendas anegadas

Asimismo 21 viviendas del barrio San Francisco resultaron anegadas, 3 de las cuales son viviendas improvisadas. También funcionarios de Protección Civil realizaron la evaluación del puente colgante ubicado en la zona y se verificaron las condiciones de la cancha deportiva que sufrió graves afectaciones 

También los habitantes de la avenida Lucio Oquendo afectados, pues tras las fuertes lluvias la quebrada La Carbonera se salió de su cauce e inundo las calles, dejando todo los espacios llenos de barro y piedras. Sonia Pérez, habitante del lugar aseguró que ha sido la misma población quien ha salido a limpiar las calles, porque ningún ente gubernamental se ha hecho presente para colaborar con esta tarea. 

"Teníamos tiempo sin que esto sucediera, y este viernes nos sorprendió, las calles siguen llenas de barrio, esperamos pronto conseguir una limpieza total", dijo. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias