Por

Toch: Una cerveza artesanal para resaltar la identidad tachirense

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Sin importar la crisis económica, política y social del país, en el estado Táchira, su gente sigue apostando por emprender, innovar y progresar, siendo este el caso, la cerveza Toch.

Y es que teniendo un mercado competitivo, el arquitecto Jorge Luis Escalante, se arriesgó por crear una cerveza artesanal que fuera del gusto de todos, para acompañar una deliciosa comida o un compartir familiar o entre amigos.

Con una sonrisa en el rostro, Escalante comentó que este producto nació hace más de seis años, con el propósito de "resaltar la identidad del Táchira".

El sueño comenzó cuando era estudiante en 2007, tiempo en el cual conversaba con sus amigos sobre metas, ilusiones y hasta cómo cambiar el mundo.

"Entre esas conversas se me ocurrió que haría una cerveza, momento en el cual todos los tomaron como en broma, luego paso el tiempo, y la idea quedó en pausa, pero al irme a Europa, tuve la oportunidad de viajar a varias ciudades, donde pude constatar que el mundo de la cerveza era inmenso y no solo era el que todos conocemos aquí" expresó.

Se dio cuenta que las opciones eran inagotables, y que representaba un mundo por explorar, para el cual no necesitaba mucho, y fue al volver al estado Táchira, cuando quiso iniciar este proyecto.

Para aquel entonces, en San Cristóbal, la cervecería Táchira lanzó un curso de cómo preparar cerveza artesanal, el cual fue tomado por él, que aunque fue mínimo, sirvió para dar los primeros pasos en este ámbito.

Apenas 50 euros era el capital de Jorge y con eso compró termómetro, una balanza, entre otras cosas y con ollas prestadas comenzó a fabricar su cerveza artesanal. "Había otro grupo de muchachos que también estaban haciendo su cerveza y tenían equipo y nos dimos la mano. Yo empecé a cocinar en las ollas de ellos", dijo. 

El apoyo de sus seres queridos ha sido primordial, pues son ellos quienes forman parte de este trabajo que ha venido realizando desde hace varios años.

"Todo se va haciendo con ensayo y error, y junto a mis primos y familiares comenzamos con esto, y desde entonces hemos venido trabajando" apuntó.

Aprovechando que el Táchira es un pueblo rico en historia y que la palabra "toche" forma parte del gentilicio y lenguaje del tachirense, en sus andanzas por Irlanda, hablaba con conocidos y les pedía que le tradujeran ese término. "En inglés no suena muy bien y decían Toch y ahí quedó. Antes de hacerla, ya tenía el nombre". 

Parecida al vino

Para nadie es un secreto que la Polar, ha sido la elección de preferencia de muchos tachirenses, aun así, no ha sido limitante para posicionarse en el mercado poco a poco, pues esta cerveza se asemeja más al vino.

"Esto es un producto que tiene muchos sabores, sensaciones, los ingredientes son variados, pues hay tantas cervezas como sabores en el mundo" expresó.

Dijo que la receptividad ha sido increíble, teniendo una cartera de clientes específicos, quienes de manera continua le hacen pedidos para vender en sus locales o consumo personal.

La variedad

Dicen que en la variedad está el gusto, y es allí donde Toch ofrece ocho presentaciones de tercio, que buscan resaltar las raíces andinas, con los diversos aromas y sensaciones que ofrece. Van desde las claras, hasta la llamada cerveza negra. 

Hidalguía, es la más clara de las presentaciones. Con 5.8 grados de alcohol y a base de trigo cultivado en La Grita, busca evocar la elegancia del trabajador del campo tachirense. 

Mística, con miel y jengibre, ofrece muchos matices, pues de acuerdo a las temperaturas en las que se consume, ofrece una infinidad de sabores. Representa el paisaje andino. 

Titán, hecha con remolacha, infusión de cáscara de mandarina y panela, representa el trabajo. Y es que el himno del estado Táchira fue la fuente de inspiración para su nombre. Una de las estrofas dice lo siguiente: "El trabajo es la fuerza suprema que nos lleva cual nuevo titán a la meta sublime y gloriosa de los pueblos que saben triunfar". Tiene 8 grados de alcohol. 

Ojos Rojos, con un color ámbar rojizo, representa el color predominante en los ojos tachirenses. Es una cerveza sedosa con tostados y amargores bien balanceados. Fue la primera cerveza que Escalante sacó al mercado. 

Indómita, hecha con levadura salvaje, aislada por ocho meses en el frío tiene toques ácidos, pero es agradable al paladar. De común producción en países como Bélgica y Holanda. 

Nativa, representa la familia, el hogar. Con toques ahumados, es elaborada con trigo oscuro. 

Rebeldía, su nombre surge del carácter rebelde de los tachirenses. Más allá de la realidad actual, ese carácter es lo que ha identificado durante años a quienes viven en este lado de la geografía venezolana. Su sabor es amargo y es la preferida de las mujeres. 

Sereno, un poco más espesa, ofrece al paladar un sabor fuerte tostado. Su nombre se lo da el color negro de la noche. 

Comercialización 

Comentó que el envasado se ha hecho difícil de conseguir, pues su contenido reposa en vidrio, siendo un material de precio elevado manejado por pocas empresas en el país.

"Una de las cosas más difíciles es la botella, y las chapas, sin embargo, hemos tratado de solventar para poder elaborar la cerveza" apuntó.

La cebada es importada de Alemania, lo que ha representado un gasto bastante alto, pero no imposible. Aseguró que la migración ha abierto la mente de muchos venezolanos y los ha vuelto más exigentes. 

Lamenta que haya un vacío en la legislación venezolana en materia de fabricación de cerveza artesanal, que le ha impedido finiquitar todo lo relacionado con los premisos. Sin embargo eso no ha sido piedra de tranca para Jorge y sus deseos de hacer buena cerveza. 

Indica que muchas personas prueban la cerveza artesanal, en busca de más sabores que los que actualmente se consiguen en el mercado nacional. "Sobre todo cuando ya la cerveza nacional no es lo mismo". 

En cuanto al costo, dijo que para distribuidor, cada botella tiene un costo de 1,5 dólar, y para el consumidor, 2,5 dólares. Por ahora, la comercialización se redujo al Táchira, pero a largo plazo espera expandir su Casa Toch, ubicada en Peribeca y abrir sucursales en otras partes, así como comercializar en el país y Colombia. 

Otras Noticias