"Un calvario" viven en la escuela técnica de la GNB de Michelena

Eliana Millán Montiel | La Prensa del Táchira.- Un verdadero calvario están viviendo los estudiantes de la Escuela de Formación de Sub-Oficiales de la Guardia Nacional con sede en el municipio Michelena del estado Táchira por la poca comida que les están dando a los estudiantes. 

"Nuestros hijos están pasando hambre. Tenemos conocimiento de que la comida está llegando pero aparentemente están haciendo negocios con ella, por lo que estamos pidiendo que se haga una intervención urgente a la escuela". 

Así lo denunciaron varios padres y representantes que ante el peligro que representa para sus hijos revelar el nombre, prefirieron el anonimato. 

Manifestaron que sienten tristeza escuchar a sus hijos decir que solo le "están sirviendo tres cucharaditas de arroz y un poquito de sardinas y caraotas". 

"Ellos no comen más nada. Nos llega de impotencia las publicidades que escuchamos en la radio para que los jóvenes se alisten las filas de las escuelas militares cuando dentro de las mismas están pasando hambre". 

Corrupción 

Destacaron que dentro de la escuela es posible que exista corrupción con quien maneja el inventario de comida ya que según ellos tienen la información "que el problema no es que no llegue, el problema es que están haciendo negocios con eso".

Se conoció además que la semana pasada aproximadamente 15 jóvenes que estaban dentro de la institución pidieron la baja porque no "aguantaron el hambre que estaban pasando". 

Aparte de todo esto, hay amenazas de que sí hablan les puede pasar algo. "Por eso hacemos responsable de cualquier cosa que pueda pasarle a nuestros hijos tras esta denuncia". 

Sin ánimos

Los jóvenes aspirantes a ser Guardias Nacionales según sus familiares no tienen el suficiente ánimo para hacer la actividad física que exigen en la institución porque con la poca comida que les dan no tienen la suficiente fuerza. 

"Los colocan a hacer actividad física pero nos preguntamos con qué ánimo nuestros hijos van a estar activos. Muy poco le dejan pasar comida y si lo hacen tenemos que alimentar a más de cinco porque todo es una extorsión dentro de la escuela". 

Destacaron que en medio de las visitas que "nos dejan hacerles es que medio podemos hablar con ellos. Quieren quedarse pero no con hambre". 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias