Douglas, salió en bicicleta de Lima y llegó a Venezuela

Agencias | La Prensa del Táchira.- Douglas Pérez pedaleó 4.500 kilómetros desde Lima (Perú) hasta su hogar en Chirgua, en el estado Carabobo, y logró abrazar una vez más a su mamá. 

Luego de quedar desempleado, el venezolano no emprendió la travesía de su vida solo, puesto que estaba junto a su fiel amigo Pío, su mascota, quien lo acompañó hasta que llegaron a su casa.

Douglas Amabilis Pérez Salpurido entró pedaleando a Chirgua, entre aplausos y bendiciones, tras recorrer tres países y pasar hasta 20 días en cuarentena en la frontera. Su llamativa camisa deportiva azul resaltaba, mientras que la música y la alegría invadían el pequeño poblado carabobeño. Por su parte, Pío, el perro viajero, se llevó decenas de miradas de los curiosos locales.

La crisis generada por la pandemia de coronavirus hizo Douglas Pérez perdiera su trabajo en Lima, por lo que el 20 de junio emprendió el peligroso viaje a casa. En un inicio su idea era caminar hasta tierras venezolanas, al igual que miles de connacionales, pero su jefe le dio dinero para que comprara una bicicleta y facilitar su viaje.

"Bueno? quedé sin trabajo en Perú y para personas mayores de 40 es muy difícil. La empresa donde laboraba cerró por la pandemia. Yo pensé en venirme a pie junto a mis compañeros de promoción. El que era mi jefe me ayudó con recursos y lo use para comprar un bici e irme», explicó Douglas Pérez.

Durante su viaje Douglas narró que no estuvo solo con Pío, dado que otros cuatro venezolanos lo acompañaron en cierto momento. Así pues, cruzó Perú, Ecuador y Colombia, mientras que los casos y muertes por coronavirus crecían en toda la región.

Al llegar a Cúcuta, Douglas Pérez durmió en las instalaciones de una línea de autobuses, donde varios venezolanos trabajaban para tener mayor seguridad. Al día siguiente, tras la coordinación entre Migración Colombia y la Misión Nevado, Pérez logró cruzar a Ureña por el puente Simón Bolívar.

De esta forma Pérez Salpurido regresó a su país el 22 de agosto, donde tuvo que pasar 20 días en un refugio, donde le realizaron las pruebas para el coronavirus. Posteriormente, el 27 de agosto le hicieron otra prueba, pero la funcionaria le señaló que esa sería su fecha de ingreso y debía regresar a Ureña.

En la zona fronteriza las autoridades le exigieron que desarmara su bicicleta y fue trasladado en los autobuses hasta la Villa Olímpica de Carabobo. En ese lugar, tras practicarle las pruebas de la COVID-19, ensambló nuevamente su bicicleta y se dirigió a Chirgua, para reencontrase con su mamá, Candy Salpurido.

«Nunca me echó broma, ni me llevó al trote, solamente me acompañaba y me daba cariño, es el mejor compañero de verdad y mi Dios, que ese también me acompañó bastante», dijo sobre Pío.

Douglas Pérez arribó a Chirgua y cumplió la promesa de llegar a su hogar en bicicleta y fundirse en un fuerte abrazo con su madre. El venezolano y el aventurero Pío fueron recibidos por los lugareños en un mar de aplausos, ganándose la admiración de muchos de paisanos.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

 

Otras Noticias
Curiosidades

INCREMENTA EL PLACER CON EL TANTRA

| comentarios

Curiosidades

¿Sabe cómo se llama quien atropelló a José Gregorio?

| comentarios