EEUU y UE adoptan nuevas medidas por COVID-19

Agencias | La Prensa del Táchira.- Estados Unidos aprobó este jueves un nuevo paquete de ayuda de casi medio billón de dólares, mientras la Unión Europea aplazó la adopción de su plan de reconstrucción para paliar los efectos devastadores en la economía del nuevo coronavirus, que sigue sembrando la muerte en el mundo.

En una escena inédita en el Congreso estadounidense, legisladores de la Cámara de Representantes taparon sus bocas con máscaras y votaron en pequeños grupos para aprobar de manera abrumadora un plan de ayuda por 483.000 millones de dólares.

El dinero se destinará a pequeñas empresas al borde de la quiebra y a hospitales sobrecargados por la crisis, que ha llevado a más de 26 millones de estadounidenses a pedir subsidios por desempleo en las últimas cinco semanas. Ya en marzo se había aprobado un paquete por 2,2 billones de dólares.

Estados Unidos registró una de sus peores jornadas desde el inicio de la crisis: 3.176 personas murieron en las últimas 24 horas, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins. La primera potencia mundial se acerca así a las 50.000 muertes, el mayor número para un país.

El presidente Donald Trump dijo que firmará rápidamente el proyecto, que ya fue aprobado por el Senado.

En Europa, el continente más golpeado con 111.000 muertes, los líderes de la UE discutieron durante cuatro horas por videoconferencia su propio paquete, que podría llegar a un billón y medio de euros.

El bloque de 27 países acordó encargarle a la Comisión Europea que diseñe un fondo de recuperación de aquí al 6 de mayo.

Sin embargo, el coste económico y social no espera: Europa verá desplomarse su Producto Interior Bruto (PIB) hasta en un 7,1% en 2020, según el Fondo Monetario Internacional.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, advirtió del "riesgo de hacer demasiado poco y demasiado tarde".

La crisis pone a prueba las divisiones entre los países del Sur y del Norte, y reabre las heridas de la crisis financiera de 2009.

Países del norte, como Alemania, afirman que están dispuestos a hacer contribuciones para ayudar ahora, pero insisten en que no aceptarán una mutualización de las deudas nacionales reclamada por los gobiernos del sur a los que acusan de derrochadores.

Información de AFP 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias